Sevilla

Fernando Vaquero, el pintor de San Fernando

Esta semana se presentaba el cartel del Corpus donde han participado varios autores. Quince casillas para catorce artistas sin los que no se entendería el arte cofradiero en la actualidad. La primera de ellas la ocupa un primer plano del rey santo, a quien ha dado vida Fernando Vaquero, quien además comparte en este caso obra con otra carmonense, Nuria Barrera. Para la ocasión, Vaquero ha plasmado en óleo sobre tabla, 30×30 cm., el rostro de San Fernando, obra que tallara Pedro Roldán, en 1761, policromada por Luisa de Valdés. y que va en el quinto de los pasos que procesiona en la mañana del Corpus.

Hasta ahora han sido tres las veces que el pintor ha escenificado al patrón en sus obras —sin contar los bocetos ejecutados—. La primera de ellas, para el cartel del Corpus Christi de 2016, donde se alzó como ganador del concurso organizado por Fiestas Mayores. En él se representa el brazo extendido del monarca, portando el orbe, simbolizando el mundo evangelizado. Detrás, un amanecer donde la aurora despierta a una Sevilla ensombrecida todavía, pudiendo intuirse la giralda engalanada. El artista, que ya había expuesto obras en países como Alemania, Italia, Países Bajos o Reino Unido, asombraba a la ciudad con una obra, en este caso óleo sobre lienzo, que años después sigue estando presente en el imaginario colectivo.

Si en 2016 el brazo extendido de San Fernando centraba el cartel, dos años más tarde podíamos intuirlo de espaldas arrodillado ante la Virgen de Valme. “Uno de los mejores pintores historicistas de Sevilla”, como lo definió durante la presentación del cartel Francisco Muriel, plasmó en la parte inferior del cartel al rey, solo en su tienda militar, ante una de las grandes devociones de la provincia de Sevilla. Observando con detenimiento los detalles, la mirada se detiene ante la Virgen, tras la «borrosidad pictórica» que aparece en la obra y que está ausente en la efigie de la Señora. El autor aunó origen, pasado y presente en un cartel donde el primero de los términos se encuentra en el momento en el que el monarca, portando una capa de castillo y leones, se encuentran ante la venerada imagen. El pasado aparece en el trascurso de la oscuridad a la luz, y en las letras anunciadoras de la romería, las mismas del pendón de los Duques de Montpensier. El presente hay que buscarlo en las carretas y la ermita en el plano terrenal, mientras que el espiritual vuela con las pinceladas que dan vida a los pájaros, símbolos de los romeros que ya están en el cielo.

Un día después de que Sevilla visitara a San Fernando a los pies de la Virgen de los Reyes y que la ciudad lo honrase con pasacalles de distintas formaciones musicales, el premio extraordinario en Historia de la Música y profesor de piano acudía a la presentación de un cartel donde por fin podíamos ver el rostro al rey Santo según Fernando Vaquero. Tras el cartel de Semana Santa, donde el sudario se asemeja invertido a la v con la que firma sus obras, Vaquero ha dado vida a quien dio luz a la ciudad.

Bocetos de San Fernando. Fernando Vaquero

 

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup