Advertisements
Córdoba, De Cerca

Francisco Javier López del Espino: “Hoy en día prima más la belleza que la unción cuando quizás debería de ser al contrario”

"No todo lo que se hizo en el Barroco es sublime"

Desde Écija hasta Roma y desde Conil hasta Huesca las obras de Francisco Javier López del Espino llevan el sello de uno de los imagineros más destacados de los últimos tiempos. En esta ocasión, el lucentino hace un parón en medio de un taller abarrotado de nuevos encargos para hablarnos sobre sus proyectos.

“El arte sin artista receptor no existe”

 

– Autor del llamador que entregará el conocido programa de radio. ¿Qué significa para usted ser el artífice de esta obra?

Significa un gran orgullo, pero a la vez también una gran responsabilidad, estar a la altura de la trayectoria de dicho programa cofrade, a la altura de los premios que se han realizado en años anteriores, y luego mi propia inquietud que me pone el listón muy alto.

También me hace ser responsable el hecho de ser el primer artista de fuera de Sevilla que realiza el premio, hace unos años no lo hubiera imaginado. Hoy me esfuerzo por hacer un premio que quede en el recuerdo y que sobre todo guste a los premiados y al gusto de Sevilla. Después de casi un mes divagando entre unas seis ideas por fin lo vi claro y comencé lo que hoy ya casi es una realidad.

“Soy una persona que me exijo mucho y me castigo mucho cuando considero que podía haberlo hecho mejor, que suele ser casi siempre por no decir siempre”

– ¿Por qué cree que fue elegido?

Si soy sincero, no lo sé. Recibí la llamada de Fran López de Paz y a partir de ahí todo comenzó a rodar. Supongo que será porque les pueda gustar como trabajo o por como intento hacer algo distinto, pero siempre respetando a los maestros. Quizás ellos sí sabrían decirle los motivos exactos por los que fui elegido.

“Esto se ha convertido en un adorado tormento, el sufrimiento de la creación, pero a la vez ese sufrimiento es lo único que te hace avanzar”

– De las nuevas generaciones de imagineros, no pocos piensan que usted está a la cabeza. ¿A quién situaría López del Espino?

En primer lugar, he de decir que la pregunta por si sola me impone, cuanto más imaginar que pudiera ser así. He de decir que no creo que yo esté a la cabeza de nada, por supuesto agradezco a quien piense que pudiera ser así, pero para mí sería un exceso de responsabilidad tremenda, soy una persona que me exijo mucho y me castigo mucho cuando considero que podía haberlo hecho mejor, que suele ser casi siempre por no decir siempre.

A veces hago cosas que están decentes, que están honestas, pero para nada donde me gustaría que estuvieran, por eso en ocasiones comento entre mi gente aquello de que esto se ha convertido en un adorado tormento, el sufrimiento de la creación, que viene desde donde está tu nivel hasta el nivel que te gustaría estar, pero a la vez ese sufrimiento es lo único que te hace avanzar.

“Se aprende de detalles de los más grandes, pero hay veces que ves alguna escultura de alguien que está empezando con esa inocencia del principio que te abre una idea”

Me daría miedo estar a la cabeza de una generación cuando hay compañeros tan buenos y cofrades que saben ver tan bien y que saben interpretar las intenciones que el artista quiere dar a su obra, porque opino que el arte sin artista receptor no existe.

En cuanto a mi gusto por los trabajos de mis compañeros es variado. Hay veces que sientes emoción por ver como otra persona ha sido capaz de dar forma de manera muy acertada a algo que a priori tú hubieras desarrollado de otro modo. Lo bonito de esta historia es que todos poco más o menos conocemos museos, ciudades, casi tendremos los mismos libros de arte y sin embargo cada uno crea e interpreta a su manera sin normalmente tener nada que ver con otros. Se aprende de detalles de los más grandes, pero hay veces que ves alguna escultura de alguien que está empezando con esa inocencia del principio que te abre una idea.

A mí particularmente me gustan varios, cada uno en su concepto como pueden ser Álvaro Abrines, Juan Vega, Ruiz Montes, Martín Nieto, Juan Manuel Parra. Hay muchos, el ver como cada uno avanzamos da mucha vida y genera una energía positiva muy interesante, en definitiva, somos artistas comprometidos con nuestro momento. 

“Hay aspectos como por ejemplo la mística y la unción de las imágenes del barroco que para mi humilde opinión no está al mismo nivel que hoy en día”

– Se vive una explosión tal en la creación de imágenes procesionales que algunos dicen que no era tal desde el mismo Barroco. Bajo su percepción, ¿es similar también la calidad? 

A grandes rasgos diría que no, aunque también es cierto que ni todo lo que se hizo en el Barroco es sublime ni que en estas décadas se estén haciendo imágenes que pueden estar a ese nivel. Por otro lado, hay aspectos como por ejemplo la mística y la unción de las imágenes del barroco que para mi humilde opinión no está al mismo nivel que hoy en día y creo que ese debe ser uno de los empeños de los que nos dedicamos a este oficio. Hoy en día prima más la belleza que la unción cuando quizás debería de ser al contrario, ya lo decía Hernández Díaz. Por supuesto es mi opinión. No tiene por qué coincidir con otros compañeros.

“Intento asimilar el concepto de lo Barroco y llevarlo desde mi forma y mi concepto a una nueva creación, por supuesto negándome a copiar. En el arte hay que tener un comportamiento original”

– López del Espino rompe con esas directrices impuestas en el Barroco que desde entonces impregnan las imágenes de Semana Santa. Cuando comenzó, ¿pensó que su obra podría no encontrar hueco?

No creo que rompa con lo que nace del Barroco, al contrario, estudio mucho el Barroco, lo que pasa que el Barroco no fue solo en España o en Andalucía, fue en toda Europa. Obviamente el Barroco que se hizo aquí no tiene nada que ver con el que se hizo en Flandes, en Francia o en Alemania. Lo que intento es asimilar el concepto de lo Barroco y llevarlo desde mi forma y mi concepto a una nueva creación, no copiar modelos barrocos o simplemente copiando formas de los grandes maestros sino haciéndolo desde algo más profundo y por supuesto negándome a copiar. Pienso que en el arte hay que tener un comportamiento original, obviamente eso es muy difícil, pero es lo que me exijo, intentar aportar algo al arte.

“Es probable que comience a tallar en mármol, algo que me hace muchísima ilusión”

– Una de sus últimas creaciones es el busto que realizó de una mujer velada. Ejemplo del Risorgimento, ¿qué otras corrientes artísticas ha trabajado además de las ya conocidas?

He de decir que soy un enamorado del arte, cuando no estoy trabajando en el estudio estoy estudiando o pensando en arte. Al estar siempre sumergido en ello te nacen inquietudes que hace años no me planteaba de ninguna manera, la escultura naturalista, escultura impresionista, acuarela, bronce, pintura abstracta… Ahora por ejemplo estoy muy ilusionado porque es probable que comience a tallar en mármol, algo que me hace muchísima ilusión. He desarrollado algo en esta faceta. Ojalá me pueda dar tiempo a dejarme dicho todo lo que quiero como escultor.

“La Catedral de Santiago, uno de los hitos de la arquitectura románica pero ahora, con la restauración que se le ha realizado y la recuperación de los colores originales de las esculturas la magia ha vuelto a renacer”

– En 2014 realizó el Camino de Santiago. Como experto en arte, ¿qué le ha parecido que el pórtico de la Gloria haya recuperado sus colores primitivos?

Absolutamente magnífico, Yo lo había visto hace tiempo, ahora recién restaurado está precioso. Una obra maestra en sí misma, una pieza que realza todavía más la imponente figura que es la Catedral de Santiago, uno de los hitos de la arquitectura románica pero ahora, con la restauración que se le ha realizado y la recuperación de los colores originales de las esculturas la magia ha vuelto a renacer, que de alguna manera hace justicia con la obra del Maestro Mateo. Un lugar que necesariamente hay que ver una vez en la vida.

– ¿Qué encargos tiene por delante?

Actualmente tengo que entregar para la próxima Semana Santa un San Juan, un soldado romano, un Cristo Resucitado, una Virgen del Tránsito y una Virgen de Gloria, dos angelitos para mi paso de María Consuelo de los Afligidos de Murcia, dos restauraciones de imágenes procesionales, la terminación del premio de Llamador de Canal Sur Radio, además de un retrato escultórico en bronce. Si Dios quiere todo se quedará entregado a su debido tiempo.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies