Córdoba

Ganemos también «se ve obligada a aparentar indignación» por el Rally junto a la Catedral

A la espera de que lo haga Pedro García, sumándose al carro de la indignación teatral, aunque sea tarde, para que no parezca que sólo se critica a la Semana Santa, después de la airada reacción de buena parte de la sociedad cordobesa, incluida la Agrupación de Cofradías, y tras el alzamiento -de voz, no se me pongan nerviosos- por parte del Consejo del Movimiento Ciudadano -no le ha quedado otra-, ahora es la marca blanca de Podemos en Córdoba la que pone el grito en cielo para que nadie pueda decir que sólo se quejan contra las cofradías y los cofrades.

Una pose que engaña bastante poco considerando que era de sobra conocido, con bastante anterioridad, el emplazamiento elegido para la presentación de la prueba deportiva y solamente tras las airadas reacciones han levantado la voz. Así, Ganemos Córdoba ha reclamado la «convocatoria urgente» de la «comisión sobre los usos del casco histórico» con el fin de «evitar imágenes como la producida este fin de semana con la salida del Rally Sierra Morena desde la Puerta del Puente».

En un comunicado emitido al efecto, la formación de extrema izquierda ha criticado la «nefasta gestión» que el gobierno municipal de PSOE e IU está haciendo, a su juicio, en la preservación, conservación y protección de la zona más singular de la ciudad, el entorno de la Catedral, donde «una vez más hemos asistido atónitos al uso arbitrario y aleatorio de la zona patrimonio de la Humanidad sin que se tenga en cuenta su preservación y custodia, en este caso con la celebración de la salida del Rally de Sierra Morena desde la Puerta del Puente».

En este sentido el portavoz de Ganemos Jorge Montero ha manifestado «respeto a la actividad deportiva del Rally, así como a su afición», pero ha lamentado «profundamente que el Ayuntamiento haya vuelto a elegir el entorno de la Mezquita para la organización de un gran evento de manera arbitraria y sin tener en cuenta la preservación y especial protección de la zona».

Desde Ganemos han manifestado «malestar y preocupación por la contaminación visual, ambiental y acústica del evento, además de la instalación nuevamente de las vallas y estructuras metálicas en la Puerta del Puente y el posible deterioro al Patrimonio que se haya podido ocasionar». Además, han alertado del «impacto en la vecindad de calles y barrios cercanos que ven día tras día cómo afectan estos eventos a la habitabilidad del casco histórico».

La formación añade en su comunicado que «nos preocupa que esta zona se convierta en el centro de cualquier espectáculo o gran evento que conlleve un grave perjuicio a la conservación del casco histórico», y que «la búsqueda de una bonita foto, que nosotros ponemos totalmente en tela de juicio, se anteponga a la protección patrimonial».

Así las cosas, la formación ha exigido que se convoque «con carácter urgente» la «archirreclamada» comisión para los usos del casco histórico, «ya pactada en acuerdo presupuestarios de 2016», para que «dé algo de cordura a la pésima gestión que se está haciendo del entorno de la Mezquita», y así evitar «que se vuelvan a repetir imágenes como la que pudimos presenciar de coches de carreras en la zona más sensible de la ciudad, y sobre la que tenemos una responsabilidad de especial conservación y custodia».

Manifestaciones que huelen más a preparar una postura común contra la Semana Santa en el futuro respaldad por la excusa de que se ha protestado contra la celebración de otros eventos, algo que solo se ha hecho tras la polémica suscitado y no antes. Veremos a medio plazo cómo cataliza la extrema izquierda esta indignación fingida. Tiempo al tiempo.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup