Advertisements
Córdoba, ⭐ Portada

Gómez Sanmiguel pasa factura, en una sorprendente carta, al sector turístico y a «colectivos sectarios que aprovechan la Semana Santa para tener el protagonismo que no tienen el resto del año»

Francisco Gómez Sanmiguel, Presidente de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba, ha analizado las últimas horas vividas así como las sensaciones que le embargan en una sorprendente carta pública en la que afirma que «el pasado sábado, sin ningún lugar a dudas, fue un día difícil para los cofrades cordobeses». Una jornada en la que «la responsabilidad debía primar sobre el legítimo deseo de conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Jesús y por ese motivo se suspendían las salidas procesionales de nuestras cofradías que no la Semana Santa, como aún se lee por ahí», subraya, con el peculiar estilo conciliador que siempre acompaña a todas sus declaraciones públicas. Cabe recordar que el pasado sábado, -según explicaba el consistorio de Córdoba en una nota de prensa difundida a los medios de comunicación- El Ayuntamiento y el Obispado acordaban suspender la celebración de procesiones durante la Semana Santa en Córdoba haciendo partícipe de esta decisión a la Agrupación de Hermandades y Cofradías.

El todavía presidente pone de manifiesto e su carta que «la suspensión de las estaciones procesionales de nuestras hermandades ha supuesto un duro golpe para todos los que esperábamos que terminase una cuenta atrás que hemos mantenido durante un año completo y que estaba ya a punto de rozar su fin, motivo por el que quizás se nos haya hecho más doloroso aún. De un momento a otro, nos encontramos inmersos en una crisis excepcional que requiere tomar medidas excepcionales. Un momento histórico para el que nadie estaba preparado y que, no obstante, debemos afrontar, adaptándonos a los cambios que se suceden cada pocas horas y teniendo siempre en mente el bien común de todos los cordobeses y cordobesas».

Por esta razón, Gómez apela «en un momento así, a la fortaleza y a la unión de todos los cofrades. Aunque no es solamente para ellos para quienes el contador se ha puesto a cero. Los comerciantes, la hostelería, el sector turístico en general también tendrá que comenzar una nueva cuenta atrás. Estamos seguros, y lamentamos igualmente, que este sector, tradicionalmente tan poco comprometido y poco colaborador con nuestra Semana Santa, también se vea afectado por esta decisión, que conllevará pérdidas económicas que prevemos importantes». Un auténtico golpe del presidente al sector turístico en el momento más inoportuno.

Como inoportuno resulta, en medio de la tempestad en la que nos encontramos, el golpe propinado a «esos colectivos, que aprovechan estas fechas cercanas a la Semana Santa para tener el protagonismo que no tienen el resto del año; también para ellos se inicia un nuevo periodo para buscar el sustituto de ‘los tornillos’ de este año», cuyas voces «probablemente tampoco escuchemos en estos días». «Se habla, de cualquier forma, -recuerda el presidente- de la suspensión de las salidas procesionales y no de la Semana Santa, que continúa. No podemos olvidar que su sentido es religioso, que se celebra la pasión, muerte y resurrección de Jesús y que eso no habrá nunca ningún virus, ni colectivo sectario que consiga quitárnoslo«, afirma, en una sorprendente salida de pata de banco que difiere considerablemente de los mensajes conciliadores difundidos en los últimos días por personajes públicos que ostentan cargos similares. Sorprendente, además, porque, más allá de no ser el momento más indicado, con esta carta, el presidente les concede a «estos colectivos» el protagonismo que afirma que buscan. Conviene recordar que las formas pueden hacen perder la razón que se pueda tener y que un dirigente público debe siempre medir sus palabras y los tiempos.

Más allá de aprovechar para pasar factura en el momento menos elegante y más inoportuno posible el presidente afirma su esperanza de que «de un momento difícil como el que estamos viviendo seamos capaces de sacar un aprendizaje importante para todos: el saber valorar, si no lo hacíamos ya, la importancia de la Semana Santa en nuestra ciudad y comenzar a trabajar por ella», volviendo de nuevo a golpear inoportunamente al añadir «en lugar de refugiarnos en críticas, muchas veces sin sentido, y empezar a no entorpecer el gran trabajo de muchas personas que luchan por enaltecer nuestra semana grande».

El presidente continúa su reflexión destacando que «por una vez, lo que se nos ha pedido es la colaboración, la responsabilidad y dejar a un lado el egoísmo. Precisamente por esto, la decisión a la que se ha llegado es la más adecuada, para salvaguardar la salud de todos y cada uno de los que habríamos salido a la calle a partir del 5 de abril, y de todos los que nos rodean», al tiempo que recuerda que «se trata de una situación que llega en el último año de mandato de la actual junta de gobierno de la Agrupación de Hermandades y Cofradías y desde esta institución somos los primeros en lamentar este estado de alarma, pero somos conscientes de que seguiremos trabajando por los cofrades y por todo aquel que lo necesite, desde la responsabilidad social que consideramos que debemos tener».

Gómez concluye su sorprendente carta volviendo al que debía haber sido el eje argumental de la misiva, indicando que «aunque este año no podamos presenciar las imágenes recorriendo las calles de nuestra ciudad al son de las marchas y bajo la mezcla del incienso y el olor del azahar, aunque no podamos disfrutar del recogimiento y oración en nuestro templo mayor, más que nunca podemos, y debemos, acudir a la oración particular y privada, a la petición a nuestros sagrados titulares para que intercedan por nosotros y recuperemos, lo antes posible, una normalidad que en estos días se nos antoja tan necesaria. En ese momento, además, comenzaremos una nueva cuenta atrás, más larga de lo que esperábamos, pero que nos llevará a una Semana Santa aún más esperada y, sin ninguna duda, muy especial».

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup