Andalucía, España

«Habrá que esperar entre un año y año y medio, en el mejor de los casos, para tener una vacuna»

Expertos en enfermedades infecciosas y microbiología reunidos en la Fundación Ramón Areces en el debate ‘online’ ‘La situación sanitaria frente a la pandemia COVID-19’ han concluido que la vacuna contra esta enfermedad «no llegará antes de un año como mínimo». Así lo ha afirmado Mariano Esteban, investigador del CSIC, quien se ha mostrado «convencido de que no va a haber una vacuna sino varias». «La vacuna se está abordando desde diferentes frentes a nivel global y ya hay más de 100 grupos trabajando en ella. En cuanto a los tiempos, habrá que esperar entre un año y año y medio en el mejor de los casos, considerando que una vacuna normal suele tardar unos cinco años», ha apuntado.

A juicio de este experto, es importante analizar por qué hay personas que resisten mejor que otras a la enfermedad, por qué un 80 por ciento son asintomáticos o presentan escasos síntomas, mientras que otro 5 por ciento es tan grave que se deriva casi directamente a la UCI. Según Esteban, esto puede deberse a que hayan padecido antes otro coronavirus y que se pasan como un simple catarro. «Gracias a eso pueden ser capaces de reconocer al COVID-19 y enfrentarse a él», sugiere.

Para este veterano investigador del CSIC, «es fácil pensar que van a volver a aparecer nuevos brotes y hay que estar preparados». «Tenemos que ser conscientes de que vamos a convivir con este problema durante más tiempo», agrega. El experto confía en que estos rebrotes «serán más suaves porque estamos más preparados», aunque recuerda que «el virus va a querer sobrevivir y ya empezamos a detectar mutaciones».

Sobre la estrategia de confinamiento, ha asegurado que «las personas tenemos derecho a vivir, no a estar encerrados todo el tiempo». «Está bien estar atrincherados, pero hasta que pase la tormenta, para luego seguir viviendo y disfrutando de la familia, de las amistades, de nuestro entorno», ha especulado. Entre las lecciones aprendidas de esta crisis sanitaria, Mariano Esteban considera que «toda la sociedad percibe que la sanidad y la investigación son imprescindibles para el propio desarrollo de un país». «Esta pandemia nos ha puesto a todos en su sitio y hemos visto las debilidades», ha concluido.

Por su parte, la jefa de Servicio de Microbiología y Enfermedades Infecciosas del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, Patricia Muñoz, ha comentado que para luchar contra la enfermedad se ha dado todo tipo de fármacos y en distintas combinaciones, pero que aún no se cuenta con «datos mínimamente sólidos».

«Hemos suministrado fármacos que usamos contra el VIH, antibacterianos, antiparasitarios, algún antiviral específico como el Remdesivir… En la segunda fase, se han suministrado esteroides, inhibidores. Algunos datos son decepcionantes e influyen en el tipo de paciente en el que se ha dado, del momento en el que se han ofrecido, de si es solo ese fármaco o combinado. No tenemos una respuesta sólida. Pero sí podemos asegurar que la cloroquina no ha tenido buen resultado. Los antirretrovirales tampoco han demostrado una actividad excelente y han provocado bastante toxicidad. El remdesivir solo o con otros fármacos probablemente es un fármaco a tener en cuenta. Los esteroides plantean dudas y podrían incrementar la mortalidad», afirma.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup