Córdoba

Juan Rafael Cabezas propone la renovación del hábito nazareno

La Hermandad de Jesús Caído de Córdoba capital afrontará tras la época estival un proceso electoral con el fin de determinar la persona que tomará las riendas de la corporación de San Cayetano. Será el próximo 18 de septiembre cuando la corporación de San Cayetano célebre cabildo general de elecciones con el objeto de elegir quien presida la hermandad del Jueves Santo durante la próxima legislatura. Unos comicios electorales a los que se presentan dos candidaturas: la de Juan Rafael Cabezas, que opta a la reelección, y la de Sergio Domínguez, que se desmarca como una candidatura alternativa.

Juan Rafael Cabezas propone el cambio del hábito nazareno de la cofradía del Jueves Santo, siendo una renovación de la calidad del tejido, si bien los colores y el diseño se mantendrá. Un proyecto frustrado por la pandemia, en palabras del propio candidato, que quiso haber realizado en la anterior legislatura. Afirma, además, tener ya precio para la confección, y estará a falta de la aprobación por parte de la nómina de hermanos. Además, niega la idea de obligar a nadie a pagar su indumentaria nazarena, a diferencia de otras hermandades, si bien sí ayudará a la financiación de quienes quieran comprarlo.

Por otra parte, refuerza la idea de modificar las medidas del paso de palio, y volver a las medidas originales de los respiraderos, unas medidas más proporcionadas. Todo ello con vistas a, según expresa el propio Cabezas, con vistas a modificar el movimiento «un poco forzado» del paso de palio.