Advertisements
Córdoba, El Rincón de la Memoria

La antigua iconografía de la Oración en el Huerto y el Señor Amarrado a la Columna

Una nueva Hermandad acaba de incorporarse, en el presente año, a la Agrupación de Cofradías. Ha sido fundada en virtud de la aprobación de los correspondiente Estatutos, por el obispo de la diócesis, Monseñor José María Cirarda, quien, asimismo, aprobó el nombramiento de la Junta de Gobierno, que ha sucedido a la comisión gestora fundacional. Se trata de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús en la Oración del Huerto, María Santísima de la Candelaria y Nuestro Señor Amarrado a la Columna, domiciliada en la parroquial de San Francisco y San Eulogio. Rendirá culto esta nueva Cofradía a tres imágenes muy antiguas y de devoción arraigada en Córdoba, particularmente en la citada feligresía. Tuvieron Hermandad desde muy antiguo, pues en el año 1720, Nuestro Padre Jesús del Huerto era Patrón de labradores y curtidores, gremio que constituyó la primitiva Hermandad, en la parroquial de los Santos Nicolás y Eulogio de la Ajerquía, que fue derribada por amenazar ruina. En la actual iglesia de San Francisco y San Eulogio, han sido varias las Hermandades que rindieron culto a estas imágenes – la Virgen, bajo la advocación de los Dolores Gloriosos –, pero ya hace largos años que la Hermandad se había disuelto y por lo tanto, no hacía estación de penitencia por nuestras calles.

Ahora, un numeroso grupo de jóvenes, ha fundado esta nueva Cofradía para rendir culto a las antiguas imágenes. Como ya decimos, ya se han incorporado a la Agrupación. Pero tiene ante sí todo un año de trabajo, para poder formar parte de los desfiles procesionales de nuestra Semana Santa. Lo harán – D.m. –, en el próximo año y precisamente en la fecha del Domingo de Ramos, según fijan sus Estatutos.

Damos, pues, la más cordial bienvenida a esta nueva Hermandad y alentamos a sus directivos para realizar una labor espiritual y social, acordes con las actuales normas de la Iglesia.

Así hablaba de la mencionada cofradía residente en la Iglesia de San Francisco la edición correspondiente al año de 1975 de la desaparecida publicación Patio Cordobés, haciendo un repaso por la historia de la antigua corporación, haciéndose eco de su reciente refundación y anunciando su salida procesional para el Domingo de Ramos del año siguiente.

Dada la expectación y curiosidad que la reincorporación de la Hermandad del Huerto a nuestra Semana Santa suscitaba en la Córdoba Cofrade de aquel momento, Patio Cordobés no podía dejar pasar la ocasión de acompañar sus líneas con la fotografía que encabeza este artículo, en la que la imagen de Nuestro Padre Jesús en la Oración en el Huerto – con las manos en una posición más próxima al pecho de lo habitual actualmente – aparece acompañado por la figura, siempre presente, del Ángel Confortador, que por entonces, no era otro que aquel que fuese recuperado en Montilla y que ya ocupase el primer paso de la cofradía antes de la disolución de esta. Fue esta talla la primera de las destinadas a reconfortar al titular de la hermandad – pues luego vendrían el magnífico ángel de Miguel Arjona y el actual, de Navarro Arteaga – realizado por Camacho siguiendo el patrón establecido por el ejecutado por Salzillo en el siglo XVIII para la murciana cofradía de La Oración en el Huerto.

Fuente Fotográfica Todo Colección

Sin embargo, tras esa reorganización y aunque durante ese proceso la figura del enternecedor Amarrado se tuvo presente, no fue hasta el año 2004 cuando la Hermandad del Huerto volvía incluirlo en su desfile procesional. Con la presencia de esta antigua y anónima imagen a la estación de penitencia del Domingo de Ramos se recuperaba, 42 años después, una parte importantísima del pasado de la corporación, trayendo consigo al presente la esencia de una estampa que el pueblo cordobés había dejado de contemplar en el año 1962.

Cabe vincular la efigie del Amarrado con la de Nuestro Padre Jesús de la Oración en el Huerto desde que este último dejase atrás su antigua sede, en el ya citado templo de de los Santos Nicolás y Eulogio de la Ajerquía para llegar a San Francisco, donde un conocido como Nuestro Padre Jesús de las Penas – a cuya primitiva cofradía habían pertenecido curtidores y guadamecileros – se incorporaba a la hermandad constituida en torno al Señor que en ocasiones se ha atribuido a Pedro de Mena, pasando a estar bajo la advocación de Nuestro Padre Jesús Preso y Amarrado a la Columna.

Desde entonces, la antigua y anónima imagen de la escuela granadina comenzaría una andadura en el seno de la Hermandad del Huerto en la que se enfrentaría a períodos de esplendor, crisis, desapariciones y refundaciones. La década de los 50 del siglo XX fue sin duda, una de esas épocas de pujanza durante las que – según las fuentes – el Señor Amarrado a la Columna fue inmortalizado en la fotografía que acompaña estas líneas – curiosamente descrita como el paso de “El Cautivo” – en la estación de penitencia que, por aquel entonces, la cofradía de San Francisco realizaba en la jornada del Martes Santo.

En la hermosa e interesante imagen, llaman la atención algunos detalles como el propio entorno que hizo de escenario para la instantánea, pues se trata, evidentemente, de la bella y emblemática Plaza del Potro – en la que el tiempo parece haberse detenido – donde, el Amarrado, rodeado de espectadores, se disponía a pasar junto al Museo de Julio Romero de Torres. Por supuesto y como salta a la vista, no podemos dejar de mencionar otras peculiaridades fácilmente perceptibles, como la columna sobre la que se inclinaba la talla del Señor – que a lo largo del tiempo fueron varias – o el antiguo misterio que de tanta coherencia dotaba a la escena.

Cabe recordar que dicho misterio – el cual ha hecho a muchos soñar con volver a ver a la imagen formando parte de una estampa similar a la de antaño – estaba conformado por tres llamativas y posteriormente desaparecidas imágenes: la de un romano y dos sayones encargados de azotar la espalda del temeroso Amarrado. Viva prueba de ello son algunas de las fotografías que se han logrado conservar hasta nuestros días y que, al igual que la que estamos describiendo hoy, muestran el olvidado paso del titular de la Hermandad que tiempo atrás se afincase en el Convento de San Pedro el Real, en su recorrido por la hermosa y vecina Plaza del Potro.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: