Advertisements
Cádiz, Jaén, 🎶 Pentagrama

La Asunción dictó Sentencia en Cádiz

No cabe duda de que una de las noticias más importantes en el orbe musical cofrade de los últimos años fue la contratación de la Banda de Cornetas y tambores del Rosario de Cádiz por parte de la Hermandad de la Sed de Sevilla, para que acompañara al crucificado el Miércoles Santo, habiéndose estrenado con éxito el pasado año 2017. A consecuencia de ello, este gran acontecimiento repercutió en que la Hermandad de la Sentencia de Cádiz quedaba huérfana de la banda que había acompañado al imponente paso de misterio durante quince años. Por ello, la Cofradía tuvo que ponerse manos a la obra, en búsqueda de una banda que encajara en lo que su paso requería en la calle.

Actualmente, no es ninguna locura decir que en cada provincia hay bandas a muy buen nivel, capaces de resolver con solvencia cualquier compromiso relativo a acompañamientos musicales que se ponga en su camino. A pesar de ello, no todas poseen el mismo estilo ni pueden adaptarse a las necesidades de cada Hermandad. Aunque a buen seguro fueron muchas las formaciones musicales que ofrecieron sus sones para tocar el Miércoles Santo acompañando a la Sentencia de la Tacita de Plata, los dirigentes de la Hermandad estuvieron especialmente acertados a la hora de realizar la elección. No cabe duda de que resulta complicado sustituir a Rosario en cualquier contrato que esta deje, pero más si cabe si se trata de la propia capital gaditana, donde estaban plenamente asentados. La formación elegida fue la Banda de Cornetas y Tambores de la Asunción de Jódar, de la provincia de Jaén, tierra de muy buenas bandas.

¿Es la Asunción una copia de Rosario? Por supuesto que no, ni lo es ni pretende serlo. Pero sí es cierto que guarda ciertas semejanzas en cuanto a repertorio, con marchas como «Eternidad», «Gitano Tú Eres… de Santa María» (dedicada, por cierto, al Nazareno de Cádiz) o «Al Compás de tu Andar, Despojado», así como en aspectos interpretativos, donde la formación galduriense destaca por la potencia, elegancia y derroche de poderío que pueden recordar a la forma en que Rosario hace música. Sin embargo, no conviene olvidar el sello propio que la Asunción impone a la interpretación de las marchas procesionales. Para ello, conviene destacar el nutrido repertorio propio de la banda, que encajó al dedillo con la puesta en escena de la Sentencia por las calles de Cádiz. Marchas como «Madre del Cielo», «De San Fernando al Cielo» (que puso bocabajo a la Plaza de las Canastas en la recogía de la Hermandad y también sonó en la rampa de la Catedral) o «Exurge Domine», casaron a la perfección con la idiosincrasia del imponente misterio del Miércoles Santo gaditano. De entre las marchas más novedosas de la Asunción, sin duda hay que destacar la importancia que «Gábata» tuvo en la cruceta de la Sentencia, y es que sonó en la entrada a la Plaza de las Canastas a la salida, así como en la entrada a calle Nueva. Una composición que es un derroche de potencia de todas las voces de la formación de comienzo a fin, y que causó gran furor entre le público asistente.

Tuve la oportunidad de escucharle una entrevista a Benito Moya, Hermano Mayor de la Cofradía de la Sentencia ofrecida al medio gaditano Objetivo Cádiz, en la que abordaba el tema del acompañamiento musical. Me gustó, porque además de destacar la calidad musical que la Asunción posee, lo que les permitía afrontar el compromiso con su Hermandad con garantías de sobra, destacaba la calidad humana de la banda y la entrega total hacia su Cofradía en diversos aspectos. A veces nos olvidamos de prestarle atención a este aspecto personal de las bandas, obviando el hecho de que, como el propio término indica, son personas. Las relaciones intrahumanas que se establecen entre Hermandades y formaciones musicales son un aspecto importantísimo a la hora de tomar decisiones sobre determinados acompañamientos musicales. Y, como el propio máximo dirigente de la Cofradía gaditana aseguraba, en la Asunción hay una gran calidad humana. Por ello, «chapeau» para su Junta de Gobierno, por depositar su confianza en una banda que vino a dejarse la piel a la Tacita de Plata, demostrando un notable nivel musical en un escenario difícil de «torear». Ni mejores ni peores que Rosario, sino diferentes.

Lo que queda fuera de toda duda es que la Asunción dejó su sello personal en una ciudad tan importante como lo es Cádiz, además tras un paso de misterio tan popular en la ciudad como lo es el de la Sentencia. Se descubrió una bellísima conjunción, nacida del buen hacer de ambas corporaciones. En lo que respecta a la formación musical jienense, no conviene obviar el enorme sacrificio que supone desplazar a tantos músicos desde Jódar hasta Cádiz en un viaje de más de cuatro horas en autobús de ida, y otras tantas de vuelta. Una banda que ha sabido labrar su nombre con letras de oro en todo aquel rincón de Andalucía que ha visitado, también en la bella y antigua Gades. Todo ello a base de mucho esfuerzo y trabajo durante años, en los que se ha venido experimentando un crecimiento musical más que notable en cuestión de muy poco tiempo, lo que ha permitido que Cofradías a lo largo y ancho de nuestra tierra pongan sus miras en los sones galdurienses. La Asunción de Jódar es, sin duda, un ejemplo de superación y brillantez, que ha permitido que su música luzca allende su propia tierra. Qué orgulloso debe estar «Tolo», de su banda…

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup