Sevilla

La Capilla de los Marineros abrirá diariamente sus puertas pero el besapiés del Cristo de las Tres Caídas no tendrá lugar hasta nuevo aviso

La junta de gobierno de la Hermandad Sacramental de la Esperanza de Triana, y ante el decreto promulgado el miércoles 6 de mayo de 2020 por la Archidiócesis de Sevilla a raíz de que el próximo lunes 11 del mismo mes ya citado se inicia, de acuerdo con lo previsto por el Gobierno de la Nación y las autoridades sanitarias, la denominada fase 1 del actual estado de alarma, los templos volverán a reabrir al culto después de que desde el pasado 14 de marzo se acordase su cierre preventivo, por lo que la Capilla de los Marineros volverá a acoger en su interior las oraciones de quienes quieran postrarse ante el Sagrario, ubicado a los pies del Santísimo Cristo de las Tres Caídas, y ante Nuestra Señora de la Esperanza.

Desde la autoridad eclesiástica se indica una serie de premisas que habrán de ser tenidas en cuenta en todo momento, por lo que la hermandad ruega encarecidamente la colaboración y comprensión de todos, ya que no debe olvidarse que el virus no se ha desvanecido y sigue aún presente. Así pues, se han de tener muy en cuenta los siguientes puntos:

1) El aforo del templo quedará reducido en estas semanas de la fase 1 al 30% de su capacidad, lo que se traduce en que no podrán permanecer en su interior bajo ningún concepto más de 46 personas a un mismo tiempo.

2) Para controlar mejor el flujo de fieles el acceso será solamente por una de las dos puertas pequeñas del acceso principal al sacro recinto. Por otra parte, en la entrada estará siempre un capiller controlando el aforo y con gel hidroalcohólico a disposición de los devotos, siendo obligatorio su uso, al igual que el de mascarilla, además de ser recomendable el empleo de guantes.

3) Para que se puedan cumplir obligatoriamente las medidas de higiene y distanciamiento social, quienes acudan a la capilla habrán de estar sentados todo el tiempo que permanezcan en ella, indicándose qué lugares estarán disponibles para ello, no pudiendo haber más de dos personas en un mismo banco, y en éste, ambas se sentarán en sus extremos. Con en fin de minimizar el cruce entre los fieles y devotos se recuerda que está prohibido cambiar de ubicación ni transitar por el interior de la capilla de una a otra nave

La Capilla de los Marineros abrirá diariamente de 10 a 13:30 y de 17:30 a 21 horas, celebrándose la eucaristía a las 20:30, salvo los domingos y fiestas de precepto, que será a las 13 horas. Ante las circunstancias del ya referido aforamiento, la hermandad continuará emitiendo la santa misa dominical por sus redes sociales como ha venido haciendo desde el inicio de esta situación. Del igual modo, ha de recordarse que en este mes de mayo, y según preceptúan las reglas, se rezará a diario el Santo Rosario a las 19:30 horas.

Por último, ha de indicarse que el devoto besapié de los viernes del Santísimo Cristo de las Tres Caídas no tendrá lugar hasta nuevo aviso, que la tienda de recuerdos y el tesoro devocional permanecerán todavía cerrados y cuyas reaperturas están previstas para el inicio de la fase 2 de la desescalada, y que la casa de hermandad estará abierta desde el mismo lunes 11 de mayo pero sólo se podrá entrar en ella por las tardes mediante una cita previa que habrá de concretarse llamando al número de teléfono 954 33 26 45 de 10 a 12 horas y contactando concretamente con la mayordomía.

La corporación ruega a todos los hermanos y devotos del Santísimo Cristo de las Tres Caídas y de Nuestra Señora de la Esperanza que sean conscientes y responsables de las circunstancias en las que aún nos hallamos, siendo tarea de todos el cumplimiento de estas disposiciones para que este virus no siga propagándose y, poco a poco, podamos retomar nuestros hábitos y costumbres hasta en lo que al culto y a la vida de hermandad se refiere.