El Rocío

Así será la corona del centenario de la Virgen del Rocío

Se trata de una pieza con un elevado componente simbólico

2019 comienza a vislumbrarse en el horizonte. Una fecha marcada en rojo en el calendario rociero a consecuencia de la trascendental efemérides que se avecina. Y es que en esa fecha se cumplirá un siglo desde que Nuestra Señora del Rocío fuese coronada canónicamente en el Real de la Aldea. Una celebración para la que en los últimos tiempos han circulado propuestas de todo tipo incluyendo una salida extraordinaria de la Santísima Virgen. De ahí que sean muchas las voces que formulen distintas iniciativas a pesar de que la cercanía de la Romería de 2018 concentre los esfuerzos en la inmediatez de su preparación.

Una de las propuestas más llamativas se elevó en la LXI Asamblea de Presidentes y Hermanos Mayores que se ha celebra do este fin de semana en el Salón de Actos de la Sede Social de la Hermandad Matriz, que contó con la presencia de Manuel López Guzmán, hermano mayor de la Hermandad de Córdoba y en la que se ha producido un guiño al centenario de la Coronación canónica de Nuestra Señora del Rocío que se celebrará en 2019, para la preparación de la Romería de este año. Una nueva corona para la Virgen. Una propuesta formulada por la Hermandad de Valverde del Camino para dotar a la Blanca Paloma de una presea en conmemoración de este centenario que sería fundida a partir de todas las aportaciones de oro que los miles de devotos de la Reina de las Marismas desearen hacer. Una propuesta que fue acogida de muy buen grado por el resto de hermandades.

Este jueves ha sido presentada en el Tesoro del Santuario de la Virgen del Rocío el diseño de la nueva corona que han concebido los Hermanos Delgado para la Blanca Paloma, artífices de las carretas de las Hermandades de Sevilla Sur, Santiponce y San Juan de Aznalfarache. Además remodelaron la carreta de la filial de Sevilla El Salvador. Una maravilla pieza plagada de elementos simbólicos, culminada por la representación del Espíritu Santo que se erige sobre el mundo y que contiene en su ráfaga la representación de los doce apóstoles -metáfora del mismísimo significado del Pentecostés, la venida del Espíritu Santo sobre los apóstoles que han de difundir el mensaje del Salvador a toda la humanidad-, que lucirá en sus sienes la Reina de la Marismas con motivo de esta efemérides única.

El canasto de la presea muestra el escudo de Juan Pablo II, único pontífice que ha rendido visita a la Virgen del Rocío, el escudo de la Hermandad Matriz y de Almonte y la representación de las letanías lauretanas -Arca de la Alianza, Puerta del Cielo, Estrella de la mañana, Salud de los enfermos, Refugio de los pecadores, Consuelo de los afligidos, Auxilio de los cristianos-. La corona se realizará con el oro recogido entre los hermanos de las distintas hermandades y devotos rocieros que deseen participar, de tal modo que se incorpore al indiscutible valor patrimonial de la pieza, el componente sentimental que pueda invadir, al que en ella haya participado.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup