Advertisements
Córdoba

La Crónica | Un preludio de recogimiento y elegancia

La ciudad de Córdoba ha vivido una singular tarde noche de Cofradías. Todo ello por obra y gracia del devenir de las cinco corporaciones que han trasladado a sus titulares cristiferos en solemne Vía-Crucis para participar en la Magna Exposición «Por tu Cruz Redimiste al Mundo», que dará comienzo el próximo domingo, y que tendrá como anticipo de lujo, si el tiempo no lo impide, una procesión extraordinaria a la que las cofradías que han tomado posesión de las calles en este preludio de oración y recogimiento declinaron participar por entender que hay otras formas de trasladar a sus imágenes, si bien es cierto que alguna de ellas intentó reconducir su decisión inicial sin que le fuera permitido.

Un preludio cargado de emoción que ha deparado momentos de gran intensidad y belleza sin la marea humana que inundará las calles de Córdoba este sábado si San Pedro no se empeña en dar al traste con una de las jornadas más esperadas de los últimos tiempos por los cofrades cordobeses.

En un ambiente íntimo no exento de cierto desencanto por la incertidumbre que se ha apoderado de los cielos, incluyendo pasajes en los ha estado chispeando, la noche ha permitido degustar elevadas dosis de aroma cofrade en virtud del buen hacer de las cinco corporaciones. Bien es cierto que los momentos más emotivos rodearon a la Hermandad de la Conversión que hizo historia con su primera llegada a la Santa Iglesia Catedral, acompañando al Santísimo Cristo de la Oración y la Caridad, con un cuidado cortejo y un nutrido grupo de fieles que acompañaba al crucificado por las calles de la Judería en lo que quedará grabado a fuego en la mente y el corazón de los hermanos de la corporación.

Igual de elegante fue el deambular de las hermandades del Císter, de Jesús Caído y del Huerto. Tres cofradías que cada vez que pisan los adoquines de la ciudad de San Rafael dan muestra fehaciente de su buen gusto y de la distinción que siempre imprimen a su puesta en escena. Esta ocasión no fue una excepción, volviendo a concitar los parabienes de los muchos espectadores que quisieron ser participes de esta jornada para el recuerdo.

También digna de mención fue la puesta en escena de la Hermandad de la Agonía. Algo que, si bien es cierto hace ya muchos años que a nadie sorprende, no deja de merecer el reconocimiento del público cofrade toda vez que, sin perder la esencia de hermandad de barrio propia de la Cofradía del Naranjo, siempre es perfectamente combinada por una sobriedad merecedora de elogio. En suma, un magnífico preámbulo y una jornada inolvidable en absoluto eclipsada por el maremagnum que se nos avecina que, a buen seguro, arrojará miles de escenas para el recuerdo que añadir a las que se han producido este atípico viernes de Vía-Crucis.

Advertisements
Anuncios

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies