Jerez, ⭐ Portada

La Estrella de Jerez será coronada canónicamente el 14 de octubre de 2023

El taller Daroal diseña el logotipo del acontecimiento

La Hermandad de la Borriquita de Jerez ha desvelado la fecha en la que será coronada su titular mariana, La Virgen de la Estrella, en el transcurso de un acto en el que se ha presentado el logotipo del acontecimiento. La excelente obra artística ha sido realizado por los profesionales del taller Daroal. El acto ha sido presentado por José Blas Moreno González en la Sala Compañía de Jerez, con la presencia del taller Daroal y el músico Ángel Horas, que interpretó varias composiciones musicales para amenizar la presentación. 

El fantástico logo representa una gran Estrella en tono azulado, con el escudo real y la letra E en su interior. La pieza se completa con el siguiente título: Jerez, Coronación Canónica de Nuestra Señora de la Estrella. La publicación del logo supone la cuenta atrás para el esperado día en el que la  Virgen de la Estrella sea coronada ante el clamor glorioso de su pueblo jerezano.

El afamado imaginero natural de Higuera de la Sierra, Sebastián Santos Rojas, gubió en 1962 la imagen de Nuestra Señora de la Estrella, realizada por iniciativa propia en base a un modelo idealizado de la hija del escultor, Pilar, que había ingresado en el Convento de clausura de las Carmelitas. Es una imagen de candelero para vestir, efectuada en ciprés, de uno con sesenta y ocho metros de altura, bendecida el 27 de mayo de mil novecientos sesenta y dos por el Rvdmo. Sr, Obispo Vicario, don José María Cirarda Lachiondo.

Refleja a un Virgen joven, no niña, pero idealizada en su juventud, sosteniendo la cabeza erguida y dirigiendo la afligida mirada al frente. La expresión de su rostro es de un dolor intenso, pero no desfigura los rasgos fisionómicos en un rictus amargo, sino se mantiene el ademán contenido, como si la Virgen llorara suavemente, sin exagerar el propio llanto. Bajo un ceño con fuerza contraído en señal de dolor se hallan unos expresivos ojos de cristal, profundos e inmensos, con las pestañas postizas en los párpados superiores y finamente pinceladas en los inferiores.

Como es habitual en su autor, presenta un impecable trabajo en la policromía, con los pómulos y las cuencas orbitales enrojecidos como consecuencia del lloro. Las manos son finas, alargadas y expresivas. Aparecen extendidas, portando un pañuelo en la derecha y un rosario en la izquierda. Para finalizar, hay que hacer notar que la encarnadura de la Virgen de la Estrella es de tono oscuro, dando un aspecto moreno al rostro. Con esta clase de encarnadura, el artista volvió a evadirse un tanto de la realidad, atroz y desgarradora, del drama de la Dolorosa.

Como curiosidad, el escultor sevillano Antonio Castillo Lastrucci, acostumbraba a colocar cinco lágrimas a sus Dolorosas, con el objeto de representar una pena honda, un lloro copioso y de esta forma, atraer la atención del espectador cara el drama íntimo que sufre la Madre de Dios. Sebastián Santos Rojas, que tenía la costumbre de poner siete lágrimas a sus Dolorosas, a Nuestra Señora de la Estrella le puso cinco, quizá dejándose influir por el estilo del propio Castillo. 

Fuente documental | Hermandad de la Borriquita

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup