Advertisements
Córdoba

La Expiración de La Rambla celebrará su Tercer Centenario con una salida extraordinaria

La Hermandad y Cofradía del Stmo. Cristo de la Expiración y María Stma. de los Dolores, de La Rambla, que se halla inmersa en el Tercer Centenario de su fundación, celebrará, como acto central de la efemérides, una salida extraordinaria programada para el próximo 12 de octubre que contará con el acompañamiento musical de la Agrupación Musical Cristo de la Expiración. El mismo día, la localidad rambleña acogerá una sagrada eucaristía concebida, junto con la salida extraordinaria, como acto central de la conmemoración. Cabe recordar que el pasado mes de enero, la hermandad celebró un Solemne Triduo Extraordinario en la Iglesia Conventual de la Stma. Trinidad, así como un Solemne Vía Crucis con el Stmo. Cristo de la Expiración.

El cortejo se pondrá en la calle a las 18:30 hora en la que ambas imágenes se dirigirán hacia la Plaza del Convento, enclave en el que, a partir de las 19:15 presidida por el Vicario de la Diócesis, Antonio Prieto Lucena. Al término de la misma, el cortejo recorrerá las calles Guevara, Iglesia, Plaza de la Constitución, Nueva, Plazuela de San Lorenzo, Puerta, Rejanas, Olivar, Empedrada, Fernán Gómez, Rabadanes, Trinidad, Plaza del Convento e Iglesia Conventual de la Santísima Trinidad. Un itinerario que aún podría sufrir alguna modificación.

La Hermandad fue fundada el 27 de enero de 1719, tras haber dado licencia los frailes trinitarios. En principio era una cofradía asistencial, y dedicada a la devoción y rezo del Santo Rosario. En las últimas décadas del siglo XVIII se convierte en Cofradía de Penitencia e incorpora la imagen de la Virgen de los Dolores como Titular y continua una sección de los antiguos hermanos del Santo Rosario hasta mediados del siglo XIX.

A principios del siglo XX se disgrega en dos hermandades, del Cristo y de la Virgen, que posteriormente vuelven a unirse en 1938 (10 de abril). En 1970 traslada su sede a la Parroquia de la Asunción por amenazar ruina su templo trinitario. Ese mismo año se funda la cuadrilla de Hermanos Costaleros de la Virgen de los Dolores. En 1989 traslada su sede nuevamente al Convento Trinitario, una vez restaurado, aunque la imagen del Cristo sigue recibiendo culto en la Parroquia hasta 1996, fecha en que vuelve definitivamente a su antiguo Camarín de la Iglesia de la Santísima Trinidad.

El paso de Cristo, de estilo barroco, es obra de Sebastián Salado Ruiz, estrenado en 1989. Esta realizado en madera de ciprés y se ilumina con cuatro candelabros de guardabrisas. El paso de palio tiene respiraderos y varales de Francisco Díaz Roncero, restaurados en 1998 por Talleres de Viuda de Villarreal de Camas (Sevilla); candelaria de Angulo (Lucena); y bordados de palio de Paquita Aguayo. El mando de la Virgen fue realizado por los talleres Roses de Castellón.

La imagen del Cristo de la Expiración es una obra de autoría anónima del siglo XVIII, con varias posibles atribuciones, como Juan de Mesa o su círculo; otros como Martínez Montañes, Gaspar Nuñez Delgado o Alonso de Mena. Su origen está ligado a una capilla funeraria que existía en la Iglesia Conventual de la Santísima Trinidad y que era propiedad de la familia de los López de Gárate, de ascendencia vasca, con varios negocios de gran importancia en los nuevos territorios españoles en las Indias, concretamente en la actual Perú.

Se trata de una excelsa representación de un crucificado en el trance de la expiración. La imagen no fue concebida en un principio para procesionar, de ahí que no poseyera los anclajes típicos de la espalda. A lo largo de los siglos, ha sufrido varias importantes restauraciones. A lo largo del siglo XIX se actuó en el paño de pureza y en la piernas, encolando y reforzando las piernas con clavos. En 1958, fue restaurado por los imagineros sevillanos Castillo Lastrucci y José Pérez; Finalmente, en 1992, fue intervenido por Enrique Ortega y Rosa Cabello, técnicos de la Junta de Andalucía, consiguiendo el aspecto actual.

La Virgen de los Dolores es una talla anónima del siglo XVII, procedente de la antigua ermita de la misma advocación, situada en la Calle Trinidad. Fue restaurada en 1925 por Venancio Marco Roch, sustituyendo el candelero por un cuerpo. En el año 2000 fue sometida a una nueva restauración, realizada por Miguel Arjona Navarro.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies