Córdoba, Pentagrama

La Hermandad del Rayo vuelve a iluminar el Sábado Santo cordobés

La Hermandad del Rayo de Córdoba ha vuelto a brillar con luz propia en la jornada del Sábado Santo. El cofrade cordobés, que ha acudido en masa a presenciar el caminar de la Virgen, ha comprobado, tal y como sucediera el año pasado, lo que Córdoba se estaba perdiendo en este impás entre el Viernes Santo y el Domingo de Resurrección en el que lo típico era emigrar hacia otras capitales donde sí existe una nutrida nómina de Cofradías en el Sábado Santo.

La comitiva salía desde la Parroquia de San José y el Espíritu Santo a la hora prevista (en torno a las 20:20h), sonando tras la titular mariana de la Hermandad cordobesa el trío musical de «Pasa la Virgen Macarena», posteriormente el Himno Nacional y produciéndose el estreno de «¡Y hasta tu Gloria! Que es Infinita», dedicada a la Virgen de los Dolores y el Rayo y compuesta por Joaquín Nevado García, director de la banda. Posteriormente, el cortejo atravesaba el puente, llegando a la Plaza del Triunfo la Virgen a los sones de Coronación de la Macarena, interpretada magistralmente por la Banda Sinfónica Municipal de Dos Torres. No fue el único lugar en el que esta composición pudo escucharse, ya que también fue interpretada en la Puerta de Perdón y en la recogida de la Cofradía.

Una vez adentrada en la Catedral con el Himno Nacional, previamente había sonado la marcha «Encarnación Coronada». Para la salida, después de volver a intepretar el himno, la formación musical de la provincia cordobesa interpretaba Aires de Triana» y «Madrugá Macarena» en el Patio de los Naranjos y «A mi Reina de la Paz» una vez salía la imagen mariana al exterior. Una noche excelente que ha venido a poner el broche de oro a la penúltima jornada de la Semana Santa cordobesa, con esta corporación letífica que vuelve a recobrar el prestigio y la importancia que jamás debió perder.