Cádiz

La imagen del día: La plegaria de nuestros ángeles de la guarda

Featured Video Play Icon

Hay imágenes que se describen por sí solas, y la que podemos ver en el vídeo que preside este texto es una de ellas. Sin embargo, no quisiera dejar escapar la ocasión de tratar de contarles, especialmente a quienes no conozcan la zona, por qué es tan especial para la ciudad de La Línea de la Concepción la estampa que se ha dibujado en la Parroquia de Santiago esta tarde-noche, por la que debían estar brotando un mar de capirotes blancos y penitencia a lo largo de la calle Jardines.

Desde allí debía salir a hacer su estación de penitencia la Hermandad del Medinaceli, cuyo titular cristífero, obra de José Rabasa Pérez, es una de las grandes devociones no solo de la ciudad, sino de la comarca del Campo de Gibraltar. Pese a la suspensión de las salidas procesionales en toda nuestra tierra, la presencia de las imágenes sagradas no ha dejado de hacerse notar en los distintos enclaves que vertebran nuestra fe. Uno de esos enclaves de cada Miércoles Santo linense es, sin duda, la comisaría de Policía Nacional, situada precisamente en la larga calle Jardines. Allí tanto el Cautivo como la Trinidad presentan sus respetos al cuerpo en su camino hacia la carrera oficial, siendo uno de los momentos que nadie quiere perderse de la Semana Santa de La Línea.

En las puertas de la Parroquia de Santiago, que ya revestían ofrendas florales, se ha vivido un momento maravilloso y cargado de emoción, en el que se han personado distintos vehículos de la Policía Nacional, con la que la Cofradía trinitaria guarda una estrecha relación al ser Hermana Mayor Honoraria, así como una ambulancia. Después, dos sanitarios y un Policía Nacional se han acercado al portón y han depositado una ofrenda floral, plantándose posteriormente frente a ella para ofrecer su oración al Cautivo, brindando así un bellísimo homenaje hacia Él, en este Miércoles Santo del revés, en el que ha sido la Policía la que ha ido al encuentro del Medinaceli a su hogar en Santiago.

Una imagen atípica, como tantas otras que están sobrevolando nuestras ciudades, y que en este caso concreto pasará a la historia de la Semana Santa linense. En ella se conjugan, a la vez, quienes nos cuidan desde hospitales y por nuestras calles y quien nos cuida desde su coqueto altar de la Parroquia de Santiago. Que Él bendiga a nuestros sanitarios y policía, y que entre todos podamos salir de esta dramática situación.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup