Sevilla, ⭐ Portada

La Macarena en el Estadio Olímpico: 11 años después

La Virgen presidió la Misa de Beatificación de Madre María de la Purísima

La Hermandad de la Macarena ha recordado una fecha histórica y con un sabor muy especial para la cofradía de la Madrugada: El 18 de septiembre de 2010, día en que se trasladó a la Esperanza al Estadio de la Cartuja.

La Reina de San Gil salió de la basílica de madrugada para presidir uno de los acontecimientos más importantes para Sevilla en la pasada década: La Beatificación de Madre de Dios de la Purísima, la segunda Hermana de la Cruz que llegaba a los altares después de Santa Ángela.

La Macarena apareció en el interior de una carpa, instalada para la ocasión, desde donde procesionó acompañada de los sones musicales del Carmen de Salteras. Posteriormente se ubicó en el altar instalado en la pista, donde tuvo lugar la ceremonia ante miles de espectadores.

Ese mismo día, al caer la tarde, la Virgen de la Esperanza volvió a casa rodeada de una marea de personas en un itinerario inédito: El Parque y el Puente del Alamillo, la Glorieta Olímpica, la SE-30 y la Avenida Doctor Fedriani hasta llegar al hospital que lleva su nombre. Ese último punto fue sin duda uno de los más emocionantes, pues la Virgen visitó a cientos de enfermos que se asomaron a la ventana de sus habitaciones, pidiéndoles durante unos minutos la salud y la fortaleza que necesitaban en esos momentos delicados.

La Virgen siguió su camino dejando un reguero de luz y consuelo, llegando a la Resolana para avanzar por el arco y entrar, radiante y gloriosa sin su palio, en la casa de los macarenos, la Basílica de la Esperanza.

11 años después, la Sevilla cofrade y los hermanos recuerdan aquella prodigiosa salida para acompañar a la nueva beata y a las Hermanas de la Cruz.

Beatificación de Madre María de la Purísima del y traslados de la Macarena. Fotos: Alejandro Sigüenza.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup