Advertisements
Cádiz, Córdoba, Pentagrama

La marcha linense que sonó en la Magna de Córdoba

Featured Video Play Icon

El pasado 14 de septiembre se vivió en Córdoba un acontecimiento de una magnitud mayestática, amén de los traslados de ida hacia la Catedral cordobesa con motivo de la celebración de la Magna Exposición «Por tu Cruz Redimiste al Mundo». En ella participaron advocaciones de Jesús Nazareno de toda la Diócesis, así como otras Cofradías de la capital. 

Que la música es algo que une distintas sensibilidades es algo indiscutible y que, por supuesto, trasciende al ámbito de la música cofrade. Sin embargo, cuando hablamos de Cofradías, es cierto que resulta especialmente conmovedor que a través de las marchas procesionales se aúnen devociones.

Nuestro Padre Jesús Nazareno de Fernán Núñez fue uno de los grandes descubrimientos de la Magna para el cofrade cordobés. Una talla cristífera con una dulcísima mirada que cautivó los corazones de aquellos que le contemplaron en enclaves históricos de la ciudad califal. La Hermandad del Nazareno y la Soledad se fundó en el año 1600. Nuestro Padre Jesús Nazareno es obra del sevillano Manuel Cerquera Becerra, quien también talló la dulce talla de María Santísima de la Soledad, así como el Santo Entierro, que también forma parte de la corporación. El Nazareno y la Soledad procesionan cada mañana de Viernes Santo desde la Parroquia de Santa Marina, mientras que el Santo Entierro hace lo propio el Sábado Santo. La Córdoba cofrade pudo saborear ese aroma de mañana de Viernes Santo que se vive en Fernán Núñez cada Semana Santa y enamorarse, como no podía ser de otra manera, de «Jesús», como los vecinos del municipio cordobés conocen cariñosamente al Nazareno.

A su llegada a la calle San Fernando, la Banda de Cornetas y Tambores de los Coloraos de Daimiel, que fue otra de las sorpresas positivas de la jornada en lo que a acompañamientos musicales se refiere, interpretaba la marcha «La Flagelación». Una marcha dedicada a la Hermandad de la Flagelación de La Línea de la Concepción, que procesiona cada Domingo de Ramos por las calles del municipio gaditano, y a la que la banda daimieleña acompañó en la Semana Santa de 2015 y 2016. La obra, compuesta por los hermanos Juan Carlos y David Martín-Consuegra Céspedes, es una de las más representativas de la formación, y suena allá por donde la banda brinda su música. Tal y como acostumbra la formación en su repertorio propio, se trata de una pieza arrebatadora y de gran intensidad y complejidad en su interpretación.

La elección de la marcha encajó como anillo al dedo tanto con el momento de la Pasión de Jesús que representa la advocación de Jesús Nazareno así como con el entorno en el que la misma sonó, brindándole a la Córdoba cofrade uno de los muchos momentos que quedarán grabados en el corazón de la ciudad para la eternidad, y que además, por qué no decirlo, también supone hacer historia para una Semana Santa que contiene tantas maravillas y tan desconocidas como lo es la de La Línea de la Concepción, perfectamente representada por la Cofradía a la que la marcha «La Flagelación» está dedicada. Se unieron, así, el sentir religioso y cofrade de tres tierras: Fernán Núñez, La Línea y Daimiel.

Advertisements
Anuncios

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies