Málaga

La nueva Virgen de la Misericordia Reina de los Mártires, una joya malagueña de Israel Cornejo

La preciosa talla fue bendecida el pasado viernes

El excepcional imaginero Israel Cornejo presentó el pasado viernes en Málaga su última creación: La impresionante Imagen de la Virgen de la Misericordia, Reina de los Mártires.

Esta maravilla escultórica, que cuenta con candelero y brazos en madera de pino con articulación en las manos, tiene unas medidas de 170 centímetros de altura.

Primeros planos de la Virgen de la Misericordia, Reina de los Mártires. Fotos: José España.

La cabeza de la Señora es frontal con mirada baja, y su cabello se peina con raya central para recogerse en la nuca a partir de un moño cordobés, que deja a la vista sus orejas.

En cuanto al rostro de la Santísima Virgen, Cornejo esboza con maestría una expresión relajada y dulce, con impronta castiza. La Madre del Señor entorna en esta representación los hermosos ojos, realizados en cristal policromado a mano desde el interior en tonos marrones.

De los ojos parten a su vez cinco lágrimas de cristal, que resbalan suavemente por las mejillas, aportando con ello más naturalidad si cabe a la talla.

El preclaro imaginero elabora asimismo una nariz de traza canónica, así como la boca entornada dejando ver los dientes superiores y la lengua.

Cabe resaltar que Tiene además tallada la garganta y la campanilla, demostrando con ello el detallismo del escultor, que confiere una humanidad enorme a la Bendita Imagen Mariana.

Respecto a la policromía, el autor trabaja a base de veladuras de óleo, logrando el acabado típico con frescores y pátinas finales con las cuales se adquiere un tono natural y cálido.

Asimismo, la Virgen de la Misericordia Reina de los Mártires está espectacularmente presentada por José Antonio Grande de León, quién demuestra una vez más su exquisito gusto y dominó de este impresionante arte.

El famoso bordador estrenaba además en este acto de bendición, una saya realizada en su taller de bordados.

Grande de León precisa que es una obra de estilo decimonónico, formada por grandes ramas entrelazadas, flores de cardos y multitud de detalles y piezas al aire.

La magistral saya se encuentra bordada en oro fino sobre tisú de plata, utilizando todo tipo de hilos, puntos y técnicas del bordado tradicional en oro sevillano; destacando la hojilla, cartulinas y muestras armadas.

Nueva Virgen de la Misericordia

La talla del consagrado escultor sustituye a la anterior dolorosa tras las autorizaciones pertinentes, tal y como aclara el propio imaginero a Gente de Paz.

Cornejo destaca lo siguiente: “Cuando contactan con él para arreglar el brazo de la virgen, la corporación me dice que quieren intervenirla para tocar ciertos aspectos de los cuales la imagen adolecía, con el fin de mejorarla en la medida de lo posible”.

Esta propuesta recibe la negativa del escultor, puesto que tal como precisa “Yo me niego a tocar la obra de otro escultor, cosa que respeto siempre que el autor no me dé permiso”.

A raíz de esto, la cofradía solicita un informe del estado de la primitiva Imagen a Cornejo, tras lo cual se decide el sonado cambio.

La realización de la nueva Virgen es aprobado en junta de oficiales de la iglesia donde radica la hermandad, con el beneplácito de la comisión de arte sacro del obispado de Málaga.

El autor aclaro con esta secuencia de hechos que “No se ha hecho nada por capricho y sin el respaldo de las autoridades pertinentes”.

Una vez bendecida, Cornejo vuelve a impresionar y conmover a partir iguales, con una soberbia representación de la Virgen que ya ha causado la admiración de muchos cofrades en la capital malagueña.