Sevilla, ⭐ Portada

La Pastora de Santa Marina recuerda al Arzobispo Emérito de Barquisimeto, recientemente fallecido

El recientemente fallecido prelado visitó a la Divina Pastora en el año 2006, un año antes de su renuncia

El Hermano Mayor y la Junta de Gobierno de esta Primitiva y Real Hermandad han expresado su pesar por el fallecimiento del Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Tulio Manuel Chirivella Varela, Arzobispo Emérito de Barquisimeto.

El óbito del pastor tuvo lugar el pasado día 10 de abril en la ciudad de Miami, en la que residía Don Tulio y desde la cual seguía espiritualmente unido a la diócesis barquisimetana, en cuyo servicio peregrinó a las plantas de la Divina Pastora de las Almas y Santa Marina en 2006 presidiendo la peregrinación “Europa Santa”, la cual tuvo lugar un año antes de su renuncia por motivos de edad.

Visita del Arzobispo a la Pastora de Santa Marina en 2006. Foto: Pepe Ortega – Hdad. Divina Pastora.


Nacido en la ciudad de Aguirre en noviembre de 1932, tras ser ordenado sacerdote en 1956 fue elevado a la dignidad de obispo de Margarita en 1974. Ocho años más tarde le fue encomendada la Arquidiócesis de Barquisimeto, en la que comenzó a vivir plenamente la devoción del pueblo por la Divina Pastora, a la cual recibió durante un cuarto de siglo en su visita del día 14 de enero a su paso por la Catedral de Barquisimeto y todas las iglesias de la ciudad.


Su visita a Sevilla en el año 2006 sirvió para estrechar lazos y establecer los contactos necesarios para trasladar la réplica de la Pastora Barquisimetana que, bendecida en la Capilla Real de la Santa Metropolitana y Patriarcal Iglesia Catedral de Sevilla, recibió la veneración de los fieles en nuestra capilla antes de trasladarse a su sede definitiva en la iglesia conventual de los Padres Capuchinos, donde hoy recibe culto en la intimidad de las dependencias del cenobio a cargo de la entidad constituida en su honor, que la celebra de forma especial el 14 de enero.


La Hermandad de la Pastora de Santa Marina quiso agradecer en enero de 2007 el gesto de traer tan peregrina imagen regalando una réplica de su titular, que sigue recibiendo culto en la Iglesia de Nuestra Señora de Coromoto. Allí, conocida como “La Sevillana” recuerda a todos la primacía devocional del icono venerado por nuestra corporación desde el año 1705 y mantiene vivos los lazos entre Sevilla y Barquisimeto, ambas capitales de la devoción mundial a la Divina Pastora de las Almas, María Santísima.


«Hoy reiteramos nuestra condolencia a todos los fieles de la arquidiócesis de Barquisimeto y especialmente a los Barquisimetanos residentes en nuestra ciudad de Sevilla, que forman parte de la Hermandad Divina Pastora De Barquisimeto en Sevilla, por la muerte de un Pastor tan generoso y humano, que hizo ver a todos las primicias del Reino de Dios en su apostolado y entrega total y sin reservas», ha dicho la corporación letífica.

Posteriormente, sigue el comunicado indicando: «Consideramos ya reliquia suya la cruz pectoral que impuso en el pecho de la Divina Pastora durante su visita, pieza que luce en sus salidas procesionales y ocasiones más señaladas como testimonio del cariño con que don Tulio visitó a la Primera Pastora del Mundo».


Monseñor Chirivella, que fue Presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela, es un ejemplo de tantos obispos y arzobispos que, especialmente a partir de 1795 con la proclamación pontificia de la Fiesta de la Madre del Buen Pastor a favor de la Orden Capuchina, defendieron decididamente este traje y título de la Bienaventurada Virgen María.

Seguidamente, la Divina Pastora ha recordado que el Beato Marcelo Spínola, el propio San Antonio María Claret y otros bienaventurados, que alcanzaron el rango episcopal, aprobaron y alentaron el culto a la Divina Pastora en sus diócesis y otros territorios encomendados a su celo por las almas. Pidamos que ellos sean, con María, Emperatriz de los Cielos, fieles intercesores ante Dios para que don Tulio goce pronto de la Bienaventuranza en el risco ameno de la Gloria.

La corporación ha anunciado finalmente que aplicará por su alma la Solemne Función, la cual tendrá lugar el domingo día 25 de abril, IV de Pascua, día del Buen Pastor Jesucristo.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup