Córdoba, ⭐ Portada

La procesión de San Rafael, prevista para el próximo mes de mayo, tendrá que esperar

A falta de confirmación oficial, todo apunta a que la deseada salida procesional tendrá que celebrarse en otro momento, quizá en señal de agradecimiento, cuando se supere la pandemia

La terrible crisis sanitaria que está asolando el planeta continúa teniendo graves consecuencias en el desarrollo del calendario de los cuatro puntos cardinales de la geografía cofrade. Tras la suspensión de las procesiones de Semana Santa y la cancelación o suspensión de romerías tan multitudinarias como las romerías del Rocío o la Virgen de la Cabeza, comienzan a desvelarse nuevas suspensiones que, poco a poco, se van desgranando con cuentagotas, habida cuenta de que las circunstancias no permitirán, a corto plazo, celebrar procesiones, entre otros eventos que congreguen a un numeroso público, como ferias, patios o cruces.

Una de estas citas que, a falta de confirmación oficial, todo apunta que se verá afectada, es la deseada procesión del Arcángel San Rafael prevista para principios del próximo mes de mayo. Una procesión que debía suponer la instauración anual de la presencia del Custodio, auténtica Medicina de Dios que ha de venir a sanar a Córdoba, como viene haciendo desde el siglo XVIII, en virtud de la mano de Alonso Gómez de Sandoval. Una procesión prevista tras la salida extraordinaria que protagonizó la imagen con motivo de la clausura del Año Jubilar del Sagrado Corazón, celebrada el pasado 2019 en Córdoba, siete años después de la última vez que el Custodio recorriese las calles de su ciudad.

Tal y como desvelamos el pasado mes de febrero en Gente de Paz, en la procesión del próximo mes de mayo, -que debía tener lugar el fin de semana inmediatamente posterior al 7 de mayo, es decir: el viernes 8 o el sábado 9, tal y como adelantamos en Gente de Paz en junio de 2017-, el Custodio debía estrenar su nuevo paso, -en una primera fase con un desarrollo bastante avanzado-. La fecha elegida para recuperar esta procesión obedece a que según la tradición popular fue el 7 de mayo de 1578 cuando San Rafael se apareció al Padre Andrés de las Roelas para anunciarle que desde entonces protegería al pueblo de Córdoba erigiéndose en Custodio de la ciudad.

Sin embargo, como subrayamos, a falta de confirmación oficial, todo hace indicar que la presencia del Arcángel deberá esperar, al menos hasta que las circunstancias permitan que la celebración de una procesión, que se antoja multitudinaria, pueda realizarse con las máximas garantías, –quizá con motivo de la festividad de San Rafael, el próximo mes de octubre-, si bien todos estos extremos, empezando por la previsible suspensión, deberán esperar a ser confirmados de manera oficial para adquirir carta de naturaleza.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup