Córdoba, Internacional

La Santa Faz convoca sus hermanos para modificar su paso de palio

La Agrupación musical La Victoria abrirá el cortejo el próximo Martes Santo

Ya se notificó en el último Cabildo General Ordinario, celebrado el pasado 4 de febrero por la Corporación de la Trinidad, del que nos hicimos eco en Gente de Paz, por lo que esta convocatoria de Cabildo Extraordinario es una noticia sobradamente conocida por propios y extraños. En cualquier caso, ha sido el boletín cuaresmal de la Hermandad de la Santa Faz el medio elegido para concretar y convocar a sus hermanos a una Asamblea de carácter Extraordinario que abordará la modificación del actual proyecto de paso de palio de María Santísima de la Trinidad. 

En el citado Cabildo, Rafael de Rueda presentó una modificación del proyecto inicial de respiraderos del nuevo paso de palio de la dolorosa trinitaria cuya aprobación no pudo efectuarse porque este punto no estaba en el orden del día quedando pendiente para una futura asamblea. La modificación consiste en sustituir los respiradores que en origen se habían previsto bordados en oro sobre malla por otros realizados en metal noble, alpaca o plata. El nuevo Cabildo se celebrará el próximo 3 de marzo a las 21:15 en el Centro Parroquial Carmen Márquez Criado.

Cabe recordar que el pasado cabildo, cuya duración fue sensiblemente superior a la habitual, seis horas, el máximo órgano de decisión de la corporación de la Trinidad tomó una decisión cuando menos sorprendente, la no aplicación del artículo de su Reglamento de Régimen Interno que impone la obligatoriedad de que los costaleros que portan sobre sus hombros a Nuestro Padre Jesús Nazareno y a María Santísima de la Trinidad deban incorporarse a la nomina de hermanos. Según fuentes de la hermandad, el término empleado fue “derogación”, si bien sería mucho más exacto hablar de “no aplicación”, ya que el propio reglamento establece una opción alternativa sin necesidad de derogar norma alguna.

Como ya avanzamos con anterioridad en Gente de Paz, se trata en concreto del artículo 9. DE LOS CAPATACES, CONTRAGUÍAS Y COSTALEROS que en su apartado b) indica expresamente que “Tanto capataces, auxiliares, contraguías y costaleros están obligados a ser Hermanos de Nuestra Hermandad. Además deberán seguir las mismas normas de recogimiento y compostura que las establecidas para los Hermanos Nazarenos” y que, según apuntan diversas fuentes, fue uno de los puntos determinantes que provocó la destitución de Carlos Lara como capataz del palio de la Trinidad, enemigo de la imposición, después de la pasada Semana Santa, por lo que se trató de una decisión controvertida que llama poderosamente la atención.

En este sentido, es preciso mencionar que el artículo 53. DEL ORDEN Y LA COMPOSTURA DE LOS CAPATACES Y COSTALEROS, del citado Reglamento de Régimen Interno, indica que “Los Pasos Procesionales de las Sagradas Imágenes de los Titulares de la Hermandad y Cofradía serán dirigidos y portados por capataces y costaleros durante la Estación de Penitencia, quedando expresamente prohibido el uso, para tal fin, de ruedas o de cualesquiera otros procedimientos o artificios mecánicos”, al tiempo que añade que “Corresponde a la Junta de Gobierno (…) la petición de ayuda externa o en su defecto la contratación de las correspondientes cuadrillas de costaleros cuando, por motivos de falta de hermanos costaleros, hubiera que realizarlo. Para que se dé dicha circunstancia, el número de hermanos costaleros que componga cada Paso tendrá que ser inferior a una cuadrilla, lo que hace que imposibilite la correcta salida procesional. En el caso de tener que tomar dicha decisión, quedará en suspenso la obligatoriedad de ser Hermano para los costaleros (art. 9 b). Tal medida será aprobada anualmente en Junta de Gobierno y esta dará conocimiento de ello en la siguiente Asamblea General de Hermanos”. Es precisamente este artículo 53 el que hace innecesaria la derogación del artículo 9.

Adicionalmente, en el cabildo, en el que hubo quien llegó a afirmar que se daría de baja como hermano, se aprobó el nombramiento de los censores de cuentas, la enajenación de la actual mesa de palio, el techo de palio sin la gloria, los respiraderos sin las insignias plateadas y una peana antigua, cuyo caudal resultante se aportará al proyecto de nuevo palio. Ahora, los hermanos de la Santa Faz vuelven a ser convocados para adoptar una medida trascendental que marcará el devenir estético de la hermandad en el futuro para que manifiesten su opinión y tome una decisión al respecto.

Banda para la Cruz de guía

En otro orden de cosas, la Agrupación musical La Victoria abrirá el cortejo el próximo Martes Santo. Nacida en 2004 por iniciativa del Ayuntamiento del municipio cordobés del mismo nombre, define su estilo como clásico a la vez que impregnado del folclore tradicional victoreño, de la Semana Santa cordobesa y sevillana.

Esta joven pero experimentada agrupación, cuenta con más de 60 componentes repartidos entre percusión y viento metal, cuyo claro objetivo es conseguir una perfecta armonía musical y sensibilidad interpretativa, así como el equilibrio entre estética y música.

Su repertorio está formado por más de 60 composiciones, abarcando un amplio abanico que va desde el estílo clásico, con marchas como Perdona a tu pueblo, Consuelo Gitano o Presentado a Sevilla, hasta obras modernas e incluso marchas propias como ¡Oh Dolor!, Redención en La Victoria y Al Amor.

Cabe destacar en nuestro repertorio las adaptaciones propias de canciones populares, bandas sonoras de películas y villancicos, así como la composición e interpretación del Himno de La Victoria, creado por dos miembros de la Agrupación.