Advertisements
Córdoba, ⭐ Portada

La Soledad culmina la nueva puerta de Guadalupe con la instalación de las vidrieras

La Hermandad de la Soledad ha anunciado la terminación de la última fase de la nueva puerta de la parroquia de Santa María de Guadalupe, su nuevo hogar, con la colocación de dos vidrieras en la que se puede observar el escudo de la Hermandad en la primera de ellas y una representación de las Cinco llagas, inequívoco símbolo franciscano en la segunda. De este modo se culmina metafóricamente, de manera exitosa, el histórico traslado desde la iglesia de Santiago a la parroquia de Santa María de Guadalupe, la Iglesia anexa al colegio de los Franciscanos. Traslado que fue aprobado en el Cabildo General extraordinario celebrado el pasado mes de enero y que supone un antes y un después en el devenir histórico de la Hermandad.

Recordemos que la Virgen llegaba a su nuevo sede canónica el pasado sábado 12 de septiembre, un día que ya forma parte ineludible de la memoria colectiva de la Córdoba cofrade. Un acontecimiento irrepetible en la corta pero intensa historia de la corporación cordobesa: una histórica veneración a la bellísima dolorosa de Luis Álvarez Duarte, fue el primer capítulo de una nueva vida entre los muros de la Parroquia de Guadalupe, nuevo hogar de la hermandad franciscana. Veneración que se convirtió en la primera ocasión encontrarse cara a cara con la Soledad franciscana en el franciscano templo de Levante, en el que la corporación cordobesa debe comenzar a construir su nuevo e ilusionante futuro dejando tras sí la historia vivida en Santiago. 

Cabe destacar que la Parroquia de Guadalupe se encuentra anexa al Colegio Franciscanos -cuyo nombre coincide con el de la parroquia y con cuya tradicional procesión infantil colabora la cofradía desde siempre-, por lo que la vinculación con la esencia de la Hermandad del Viernes Santo resulta más que evidente. El único hándicap aparente al nuevo enclave, la distancia respecto al casco histórico, no parece demasiado relevante, ya que apenas un kilómetro separa al templo de los Jardines del Alpargate, lugar al que se accedería de manera directa por la Avenida de Rabanales. En cambio, su pertenencia al Barrio de Sagunto y, en concreto, la cercanía de zonas populosas de la ciudad como el eje La Viñuela-Jesús Rescatado o avenidas como El Cairo y Carlos III, podría propiciar sustanciosas ventajas, desde el punto del vista social para una hermandad que siempre ha adolecido de tener un cortejo reducido.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup