Sevilla

La última joya de las Hermanas Antúnez, restaurada por el IAPH

El manto procesional de la Virgen de la Asunción, patrona de la localidad sevillana de Estepa, ha sido presentado en el Ayuntamiento de la localidad sevillana tras la restauración a la que ha sido sometido por el IAPH. Una presentación que ha contado con la presencia del equipo de gobierno de la ciudad estepeña, con su alcalde, Antonio Jesús Muñoz Quirós, a la cabeza, el hermano mayor de la Hermandad de La Asunción, Moisés Caballero, y Araceli Montero Moreno, jefa del área de bienes muebles del centro de intervención del IRPH además del númeroso público asistente que se ha dado cita en la Casa Consistorial, para admirar el resultado del tratamiento.

La intervención parte de un estudio científico-analítico y de la documentación detallada del estado de conservación. La propuesta de actuación presentada, que se ha desarrollado en los últimos nueves meses, ha consistido en la limpieza de los bordados y la consolidación del terciopelo dañado. Para ello ha sido necesario el desmontaje de los elementos constitutivos (forro y blonda) y la eliminación de las intervenciones anteriores.

El manto, una auténtica joya, está realizado en tejido de terciopelo rojo bordado con hilos metálicos de plata sobredorada. La composición de la obra es simétrica y bilateral, ya que parte de una zona central formada por grandes tallos con hojas de cardos y acantos encontrados. 

Las hermanas Ana y Josefa Antúnez fueron bien conocidas a finales del siglo XIX en Sevilla y supusieron un gran avance en los bordados de la escuela sevillana y además de ser consideradas las maestras del genial Juan Manuel Rodríguez Ojeda.