Córdoba, Pentagrama

«La Virgen del Buen Fin”, nueva marcha para la dolorosa del Descendimiento

La hermandad del Descendimiento incorporará una nueva pieza musical a su patrimonio inmaterial. Una marcha procesional dedicada a la dolorosa de la corporación del Campo de la Verdad que lleva por título «La Virgen del Buen Fin”. La pieza será estrenada la próxima cuaresma en el concierto que la banda de música de María Santísima de la Esperanza, que acompaña cada Viernes Santo a la bellísima dolorosa, celebra anualmente en la parroquia de San José y Espíritu Santo, sede canónica de la hermandad, como culminación de los cultos que la corporación consagra al Cristo del Descendimiento.

Se trata de una obra compuesta por el joven músico Pablo Martinez Recio, componente de la Banda de La Esperanza y autor también de la marcha “Aires de Esperanza”, su primera composición realizada en 2016. El propio autor, ha explicado a la hermandad que la idea de la marcha nace “a finales del 2016, hablando con un hermano de la Cofradía y costalero de Nuestra Señora del Buen Fin, Alberto Hernández, me comentó que le había gustado mucho mí anterior marcha, Aires de Esperanza, dedicada a María Stma. de la Esperanza, y me invitó a realizar una composición para su Hermandad, todo ello, reforzado por el vínculo que une a nuestra banda con la Hermandad del Descendimiento.”

Pablo Martínez, subraya que “con esta marcha he querido aportar un punto diferente al que tradicionalmente se ha adoptado en las restantes marchas que se han compuesto para la Hermandad: un tono menos fúnebre y más triunfal, para representar esa dulce espera que precede al júbilo de la Resurrección. Quiero también reseñar que en una parte de la marcha se incluye un recuerdo a la Salve a Ntra. Sra. del Buen Fin que sus hermanos costaleros cantan a su Virgen al comienzo y final de la Estación de Penitencia.”

Una nueva pieza cuyo estreno ha causado una gran expectación entre los hermanos de la corporación cordobesa y todos los amantes de la música procesional en la ciudad de San Rafael.