Sevilla, 💚 El Rincón de la Memoria

Las dieciocho primaveras de la Virgen del Desconsuelo y Visitación

Fotos: Hermandad

Desde la trianera calle Virgen de Fátima celebran hoy la mayoría de edad de la imagen de Nuestra Señora del Desconsuelo y Visitación. El 22 de marzo de 2002, fray Carlos Amigo Vallejo, por entonces arzobispo de Sevilla, llevaba a cabo la bendición de los titulares de la Agrupación Parroquial de Pasión y Muerte. Este acto coincidía con la presentación de la dolorosa, no así del crucificado.

Los orígenes de la hermandad más joven de Triana se remontan a 1991, cuando un grupo de cofrades del arrabal sevillano se plantearon la creación de una cofradía de silencio. Sin embargo, un antecedente histórico se encuentra en la Cofradía del Santo Cristo de la Pasión y Muerte y Nuestra Señora de la Parra, que realizaba estación de penitencia por las calles trianeras en los siglos XVI y XVII. Pese a conservar la advocación cristífera, este grupo de fieles decidió optar por una nueva para la dolorosa, apostando por «Nuestra Señora del Desconsuelo» siguiendo la estela de otra corporación extinta de Triana del siglo XVIII. Además, se añadió «Visitación», pues una de las actividades de la nueva hermandad pasaba por la visita a enfermos para aliviar la soledad de personas mayores y enfermos.

En 1992 se erige el Grupo de Oración, Penitencia y Caridad Pro-Hermandad del Santísimo Cristo de la Pasión y Muerte, Resurrección de Nuestro Señor y Nuestra Señora del Desconsuelo y Visitación en la Parroquia de Nuestra Señora de la O. Sin embargo, el encargo de realizar una imagen de Cristo Crucificado se retrasa hasta el año 1996, obra que lleva a cabo el imaginero sevillano José Antonio Navarro Arteaga, quien pasa por ser uno de los hermanos fundadores del grupo de fieles. Un año más tarde, el grupo de fieles se traslada a la Iglesia de San Vicente de Paúl de los padres paúles de Triana. Ya el Viernes de Dolores de 1999 se realiza el primer Vía-Crucis de la imagen, que se mantiene hasta la actualidad.

El año 2001 supuso un periodo fundamental para la historia de este grupo de fieles. A comienzos de año queda aprobada como Agrupación Parroquial, pasando a una nueva sede canónica definitiva, donde actualmente continua recibiendo culto: la Parroquia de Nuestra Señora del Buen Aire, presidida por una imagen mariana del siglo XVIII que terminaría por convertirse en titular gloriosa de la incipiente corporación. Poco después, el templo acogería la ansiada llegada de la nueva dolorosa, también obra de José Antonio Navarro Arteaga.

El autor consigue a la perfección transmitir el desconsuelo de María a través de una mirada baja y perdida, cuya boca entreabierta parece desprender cada suspiro de angustia al pie de la Cruz. Como peculiaridad, se trata de la única dolorosa titular de una cofradía sevillana en mostrar las manos entrelazas en actitud orante. La aflicción de la imagen, que recuerda a la singular escuela granadina barroca del siglo XVIII, queda acentuada con unas mejillas sonrosadas, por las que apenas se deslizan tres lágrimas. Un dolor que ahora cumple dieciocho primaveras dando consuelo a los vecinos de Triana.

Existe el proyecto de paso de palio para la Virgen del Desconsuelo y Visitación, estando aprobado por los hermanos siguiendo el diseño del bordador Pedro Pablo Gallardo, entonces vestidor de la imagen. Se trata de un paso de corte clásico basado en la Cofradía del Santo Crucifijo de Jerez de la Frontera.​ El palio será de terciopelo morado y de cajón, cuyos respiraderos intercalarán bordados y orfebrería, así como tablas pictóricas con escenas de la pasión, obra de Juan Antonio Huguet Pretel. Las labores de ejecución comenzarán a largo plazo.

Triana contaría con una salida procesional en Vísperas a partir de 2004. Cada Viernes de Dolores, el Santísimo Cristo de Pasión y Muerte realiza estación de penitencia a la Real Parroquia de Santa Ana, el primer templo trianero a donde desfilaban las hermandades del barrio hasta mediados del siglo XIX. Ya en 2011, la Agrupación Parroquial de Pasión y Muerte es erigida canónicamente como hermandad de penitencia y gloria​ por parte del arzobispo Juan José Asenjo Pelegrina, siendo la primera que aprueba el nuevo prelado.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Color de fondo
Redimensionar imagen