Sevilla

Los Servitas reciben una importante herencia

El patrimonio material de las distintas corporaciones que conforman el universo cofrade se nutre con frecuencia con donaciones de devotos que materializan con ofrendas la fe imperecedera que profesan a la imagen que ocupa un lugar de privilegio entre sus oraciones, incrementando el ajuar de los titulares de las diferentes hermandades y el caudal heredado que se transmite de generación en generación.

Es el caso de la Hermandad de los Servitas que acaba de percibir una importante donación, de gran calado artístico, fruto de la última voluntad de uno de sus hermanos, Ramón Ramírez Aranda, que estimó oportuno legar a la hermandad, tras su fallecimiento, una serie de bienes materiales.

Así, la corporación hispalense, que se ha mostrado muy agradecida, ha percibido unos Niños Pasionarios, cuya autoría obedece a Manuel Ramos Corona, un Misterio realizado por el mismo autor, una dolorosa de autor anónimo con telas encoladas de Cueto (2001) y un Niño Jesús de Francisco Buiza.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup