Advertisements
Sevilla

Monseñor Asenjo afirma que las noticias de celebrar una Magna en Sevilla «son puras especulaciones; ni lo hemos pensado ni lo hemos propuesto, ni hemos formado criterio sobre este particular»

«Este tema no ha ido al Consejo Episcopal porque, entre otras cosas, no nos hemos reunido”

El Arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, ha pasado revista esta mañana a la situación creada por la pandemia del coronavirus, su repercusión en nuestra sociedad, las implicaciones en el día a día de la Iglesia y su deseo para el ‘día después’. En una entrevista concedida al programa ‘El Espejo’, de COPE Sevilla, monseñor Asenjo ha reconocido estar “muy impresionado” por las consecuencias de la pandemia, y ha aludido al “olvido de Dios” para explicar por qué se ha llegado a esta situación.

Al respecto ha señalado que “Dios ha desaparecido el horizonte de la vida diaria, para tantos contemporáneos nuestros. El hombre –ha añadido- se ha erigido como centro del universo desplazando la soberanía de Dios”, y “ha bastado un bichito microscópico para recordarnos nuestra condición de criaturas, personas indefensas”. No obstante, ha expresado su deseo de que la humanidad salga renovada de esta crisis, “más cerca del Señor”.

“Aprovechen esta oportunidad para reforzar los vínculos familiares”

Desde su encierro en el Arzobispado hispalense, ha mostrado su preocupación “por tantas personas que lo están pasando mal”, y ha aconsejado a las familias que “aprovechen esta oportunidad para reforzar los vínculos familiares, la alegría de ser familia”. “Dios quiera que esta situación nos ayude a recuperar la solidaridad, a reforzar la fraternidad, y a sentirnos miembros de una misma familia, porque todos somos hijos de un mismo Padre”, ha apuntado. Inquirido por el ‘día después’, monseñor Asenjo ha mostrado su confianza en que “salgamos con una religiosidad más purificada, más sencilla pero más auténtica, poniendo el énfasis en lo esencial y no en lo periférico”.

Ofrecimiento a la Consejería de Salud

En relación a la iniciativa del cardenal Cañizares de poner instalaciones diocesanas a disposición de las autoridades sanitarias, el Arzobispo de Sevilla ha anunciado un contacto con el consejero de Salud de la Junta de Andalucía, para “ofrecerle lo que está en nuestras manos, algunos edificios, no muchos porque tampoco tenemos grandes edificios fuera de la Casa de Ejercicios, pero –ha reiterado- ofrecerle lo que tenemos por si fuera necesario”.

Las medidas impuestas por las autoridades durante el estado de alarma condicionan inevitablemente la vida de la Iglesia. El cierre de templos en algunas diócesis, la imposibilidad de celebrar misas con público o la suspensión de las procesiones de Semana Santa son algunas de las consecuencias más llamativas desde el punto de vista religioso. En este sentido, monseñor Asenjo ha reconocido que “ojalá fuera posible que los fieles pudieran participar en los oficios litúrgicos, sobre todo del triduo pascual. Mucho me temo que no va a ser todavía posible, pero siempre se puede vivir en la intimidad de los hogares. Estoy viendo cómo muchas familias aprovechan para rezar, para ver la Eucaristía en televisión o escucharla por la radio”. Precisamente, el Arzobispo presidirá este domingo la misa que retransmitirá 7TVa la una de la tarde.

“Buscamos el bien común de todos”

Las decisiones expuestas en los decretos publicados estos días obedecen a las prescripciones que han dado las autoridades. Así, ha reconocido que todas las noticias que recibía coincidían en que “la cosa era muy seria”, y que “lo que procedía era cerrar las iglesias”.

En este tema admite que está recibiendo cartas de personas que le critican por las medidas adoptadas. “Ni el Arzobispo de Sevilla ni el Consejo Episcopal nos hemos vuelto locos, buscamos el bien común de todos, y nos ha parecido que éste era el momento de tomar decisiones heroicas, lo cual no significa que hayamos de bajar el listón de la exigencia espiritual”, ha subrayado.

Procesión magna: “Son puras especulaciones”

Finalmente, el Arzobispo ha aprovechado para aclarar los rumores sobre una procesión magna como alternativa a la suspensión de los cortejos de la Semana Santa: “Son puras especulaciones. Este tema no ha ido al Consejo Episcopal porque, entre otras cosas, no nos hemos reunido”. Se trata, pues, de un asunto que “ni lo hemos pensado ni lo hemos propuesto, ni hemos formado criterio sobre este particular”.

Esta tarde ha vuelto ser noticia esta posibilidad, tras el decreto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, y la posición de la Archidiócesis hispalense es la misma: el tema será abordado por el Consejo Episcopal en la primera reunión que haya cuando se superen las circunstancias excepcionales que impone la declaración de estado de alarma.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup