Huelva

Nueva corona para la Virgen de la Paz

La hermandad de la Vera + Cruz de Moguer presenta una nueva presea para su Virgen de la Paz, la Dolorosa del Miércoles Santo.
La Corporación ha querido contar con el asesoramiento artístico de Juan Ig. Díaz. Esta nueva obra se ha confiado al quehacer del platero hispalense Jesús Iglesias Ferreira. Dicha corona será realizada en plata de ley sobredorada. En consonancia con otros elementos del paso y del atuendo de la Santísima Virgen de la Paz, se ha realizado el diseño dentro de los cánones del estilo barroco sevillano.

Partiendo desde la parte central e inferior, lo que denominamos canasto, veremos como el mismo se conforma en ocho partes. El ocho simboliza la fertilidad abundante, así mismo tras el séptimo día, el día del descanso de Dios, en el octavo se inició una nueva vida. Con lo que nos lleva a la contemplación del pasaje pasional del Cristo de la Victoria, que al cargar la cruz sobre sus hombros inicia el camino a la nueva vida del género humano.

Esas ocho partes del canasto son conformadas por unas cartelas que en la central aparece la figura de la Paloma, símbolo el Espíritu Santo, también es representación de la Paz (recordemos como es una paloma con la rama de olivo, del pasaje del Antiguo Testamento, la que trae la buena noticia del fin del Diluvio), es símbolo del martirio (a la fortaleza que Dios otorga a los que van a dar su vida por la fe) y es, igualmente, manifestación de la misma Iglesia (a través de la que el Espíritu Santo actúa en este mundo). Las otras tres ostentan la representación de una granada.

En primer lugar, nos vincula con la propia sede canónica de la corporación: Iglesia Parroquial de Santa María de la Granada. También con la Titular de la misma, una advocación que hunde sus raíces en la reconquista de Moguer hacia los años cuarenta del siglo XIII por parte de la Orden de Santiago, de la cual es devoción y patrona. La granada simboliza la castidad, y también, la Pasión y la Resurrección de Cristo. Es emblema de la abundancia, la riqueza y la castidad.

Las restantes cuatro cartelas se forman a través de una roseta que contiene pedrería, este elemento será el nexo de unión entre todo el conjunto, ya que vamos a verlas también en los imperiales y la ráfaga. Los imperiales, también en número de ocho, están cincelados y repujados a una cara, y, como hemos apuntado, llevan las consiguientes decoraciones de rosetas.

En la ráfaga encontramos doce cartelas (once enteras y una dividida a ambos lados de la testa de la Santísima Virgen). El número doce es esencial en la Biblia: doce son las Tribus elegidas de Israel, hay doce Profetas Menores, doce son los Apóstoles, Cristo tiene a su servicio doce legiones de ángeles…. La ráfaga nace de un circulo (emblema de la perfección y de la santidad) o arco cerrado, que es realmente una aureola (que significa “de color de oro”), símbolo de la luz y la gracia conferida por Dios. En ella se ubican unas figuras de querubines. Estos seres angélicos aparecen citados en bastantes ocasiones en la biblia. Ocupan el primer puesto dentro de los nueve coros angélicos, justo pegando al trono de Dios (y por tanto más alejados de los hombres). Son los custodios del Arca de la

Alianza (María es el nuevo Arca de la Alianza) y también guardan el camino hacia el Árbol de la Vida (el árbol de la Vida es el árbol de la Cruz, el que Jesús de la Victoria abraza). Con esas representaciones se quiere figurar también la constante alabanza a Dios y la Gloria que lo circunda.

En el centro de la ráfaga vemos el Orbe, el mundo, sobre el que reina la Santa Cruz. Stat crux dum volvitur orbis (la cruz permanece en pie, mientras el mundo gira, emblema cartujo). Ese orbe está rodeado por sendas ramas de olivo, símbolo de la Paz y de la reconciliación de Dios con el género humano.
Finalmente todo se remata en grupo de rayos biselados (estos, al ser refulgentes, simbolizan la Concepción Inmaculada de la Madre de Dios) y las doce estrellas apocalípticas de seis puntas.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup