Advertisements
El Rocío

Polémica en las elecciones a la presidencia de la Hermandad Matriz de Almonte por unas declaraciones sobre un hecho acontecido en 1956

El próximo 14 de junio, la Hermandad Matriz de Nuestra Señora del Rocío de Almonte afronta unas elecciones decisivas en las que los hermanos de la corporación deberán elegir entre Santiago Padilla, candidatura «oficialista» y Martín Contreras, candidatura «alternativa», entre apostar por el sendero marcado por la actual junta de gobierno, y una ruptura. En los últimos días unas declaraciones realizadas por miembros de la candidatura de Contreras han avivado una airada polémica que ha propiciado incluso un comunicado aclaratorio.

El pasado 22 de mayo acudieron al programa de Condavisión “La Pará Rociera”, Martín Contreras, candidato a Presidente, acompañado de Miguel Bocanegra y Rocío Pérez -miembros de la candidatura- para exponer el proyecto que defienden para la hermandad. En el transcurso de la entrevista se insistió en la idea de que la actual junta de gobierno ha tomado decisiones «de espaldas al pueblo» y en «abrir la hermandad a todo el pueblo».

«Una de las prioridades es conectar al vagón del pueblo a la locomotora de la junta directiva de la hermandad (…) la sensación que tenemos es que existe un divorcio entre ambos», subrayó Miguel Bocanegra, que añadió que «El pueblo tiene una importancia muy grande porque la Virgen es por encima de todo la patrona del pueblo de Almonte contra la opinión de los Duques de Medina Sidonia, que pretendían imponer en todos sus dominios que fuera la Virgen de la Caridad, que lo es también de Sanlúcar de Barrameda (…) el pueblo es quien la proclama patrona en 1653 -negándose a aceptar la imposición- (..) y el pueblo ha tenido una participación importante en las decisiones -al contrario de otro tipo de hermandades- (…) como ocurrió en 1949 -prosiguió Bocanegra- se produjo una discrepancia de opinión entre la junta de gobierno de la hermandad y la opinión del pueblo, prevaleciendo esta última (…) y en 1956, volvió a suceder -en palabras de Bocanegra- el pueblo decía una cosa y la iglesia, el obispo Cantero Cuadrado, opinaba otra, reforzado quizá por la junta de gobierno… o la junta de gobierno tenía que plegarse a la opinión del obispo, y prevalece la opinión del pueblo (…) y en 1970, quizá con el recuerdo de lo ocurrido anteriormente, la junta decidió consultar al pueblo, convocando una asamblea del pueblo y por aclamación el pueblo decidió (…) a partir de ahí, el pueblo se ha ido difuminando, se ha desenganchado el vagón de la locomotora y cada uno ha ido por un lado y hay que recuperarlo (…) se han tomado decisiones últimamente con las que el pueblo está disconforme totalmente», siempre en palabras de Bocanegra.

Unas declaraciones que han producido una fuerte polémica en la que ha entrado Carlos Castrillo Cascajo, hijo de José María Castrillo Moreno, presidente de la Hdad. Matriz en 1956, que ha afirmado que «Mi padre afirma rotundamente que esto no es verdad: Ni la Junta de Gobierno reforzó la opinión del obispo ni se plegó a ella. Al contrario, la Hermandad Matriz y su presidente defendieron aquel Traslado de la Virgen a Almonte junto al pueblo, y en contra del obispo y las autoridades. En aquella ocasión la Hermandad y el pueblo fueron uno. Y esto ya no lo dice mi padre, sino yo. Creo que se intentó hacer ver en esa entrevista que la Hdad Matriz ha estado históricamente de espaldas al pueblo. La opinión es libre, pero a mi parecer esta opinión es tan osada como incorrecta. Y lo que sí debe quedar claro es la verdad de 1956».

Palabras refrendadas por Juan Ignacio Reales Espina, actual presidente de la Hermandad Matriz que ha manifestado que «Esta acertada iniciativa de D. José María Castrillo, Aclara las cosas y lo hace quien puede y sabe hacerlo, un expresidente de nuestra Hermandad Matriz. Para hablar de la historia de nuestra Hermandad, tenemos que ser muy serios, y como mínimo, conocerla y haberse acercado siquiera un poco a la propia Hermandad. Cuando se pretende retorcer nuestra historia con motivos electoralistas y despreciar el trabajo de tantas personas que han servido bien a lo largo de los años a la Hermandad, se corre el riesgo de que alguno de ellos, te corrija y desmienta, por haberlo vivido y protagonizado en primera persona».

La polémica ha provocado que el propio Bocanegra haya ampliado su razonamiento en una entrevista, conjunta con otros miembros de la candidatura, concedida a Doñana TV, en la que ha refrendado su visión de lo ocurrido en 1956 apelando a un libro curiosamente escrito por el otro candidato, Santiago Padilla, titulado «Rocío, la explosión de la gran devoción del sur en el siglo XX», en cuya página 141 se explica que «a la vista de la respuesta del obispo, para dar conocimiento al resto de los miembros de la Junta directiva y para decidir qué hacer al respecto, ante el progresivo y continuado deterioro de la situación, el presidente convocó junta extraordinaria de la directiva el día 17 de junio, en el transcurso de la cual, desconcertados por la decisión y las repercusiones que se presentía podía tener esta desafortunada decisión del Señor Obispo en el pueblo, con cierto malestar por las diferencias internas que entre los propios miembros de la Junta directiva había sobre el particular, pero ante los ímprobos esfuerzos de persuasión que realizó el director espiritual, Carlos Núñez, para llevar al ánimo de todos los presentes la obligación ineludible de la Hermandad Matriz de acatar la decisión del Señor Obispo y de su junta de permanecer unidos. Después de largas deliberaciones en las que se barajó la posibilidad de presentar la dimisión, la Junta decidió in extremis, acatar con toda obediencia a sus órdenes en todo cuanto se ordena eso sí en la medida en que las circunstancias lo hicieran posible».

La polémica ha llegado incluso a provocar que la candidatura de Contreras haya salido al paso con un comunicado en el que se explica que «en nombre de los 18 compañeros y compañeras que formamos la candidatura, con Martín Contreras a la cabeza, queremos (…) pedir respeto, cabeza y calma. Entendemos que en este camino encontraremos críticas constructivas que nos ayuden a crecer como candidatura y críticas destructivas. En esta pasada semana se sobrepasó una línea, a nuestro parecer, respecto a las segundas. Entendemos que la crítica puede ser hacia la candidatura como grupo pero nunca hacia una persona en concreto manchando así la imagen de algunos de nuestros candidatos. En este caso quedó suficientemente aclarada la noticia y la verdad en torno a los sucesos de 1956 por parte de nuestro compañero y candidato a tesorero Miguel Bocanegra en Doñana Tv.

En estos meses de duro trabajo todos y cada uno de los 18 componentes de la candidatura nos hemos mantenido a través de redes sociales al margen de cualquier tipo de polémica y ataque, y así seguirá siendo hasta el 14 de Junio, día en el que terminará esta andadura, al menos como candidatura. Tras los mensajes que nos han llegado queremos desvincularnos de cualquier perfil falso que haga publicaciones irrespetuosas en redes sociales y que puedan interferir en el normal desarrollo de las elecciones. Pedimos el mismo respeto que nosotros intentamos mostrar, hemos dado este paso con humildad pero sobre todo con RESPONSABILIDAD. Remarcar que no buscamos destruir lo que cientos de almonteños y almonteñas han labrado dentro de las diferentes juntas directivas de esta nuestra hermandad sino hacer cambios que engrandezcan más, si cabe, a la misma». Una polémica que está por ver si genera nuevos acontecimientos en los próximos días.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup