Sevilla

San Benito presenta el manto restaurado de Padilla de la Virgen de Encarnación

Fue ejecutado entre 1959 y 1962.

Con la mirada puesta en el XXV aniversario de la coronación canónica de Nuestra Señora de la Encarnación, la hermandad de San Benito ha ido plasmando algunos de los proyectos que se pondrán en marcha para conmemorar esta efemérides con la categoría que merece una fecha tan señalada. Uno de los proyectos más ilusionantes que se plantearon y que la hermandad ha llevado a efecto es la restauración del manto de salida, obra de Leopoldo Padilla, de la dolorosa del siglo XVII.

Todo ello en base a un proyecto de enriquecimiento diseñado por Jesús Guerrero García que consiste en un pasado a un nuevo terciopelo los bordados, incluir nuevos en las zonas pendientes, junto a restituir la cenefa perimetral de la pieza. Un proyecto que ha sido materializado en el taller de Martín Santonja y que este martes ha sido presentado en la Casa Hermandad de la cofradía.

El «manto de Padilla»

El «manto de Padilla» fue ejecutado entre 1959 y 1962, bordado en oro sobre terciopelo rojo con un diseño coherente con el estilo ornamental las bambalinas del palio. La previsión de los promotores de la iniciativa, la Juventud de la cofradía del Martes Santo, es que el manto esté culminado en 2019, fecha de la celebración.

Como curiosidad, el manto de Leopoldo Padilla fue prestado a la hermandad del Cerro en 1990 para la segunda salida procesional de esta hermandad, como se aprecia en la fotografía de la izquierda, cuando fue prestado a la hermandad del Cerro. Actualmente, la Virgen utiliza, bajo palio, el manto de Fernández y Enríquez realizado en 1987, bordado sobre terciopelo burdeos. 

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup