Córdoba

Sebastián Montes culmina la restauración del Resucitado de Albendín

La imagen de Nuestro Padre Jesús Resucitado de Albendín (Córdoba) ha sido repuesta al culto tras permanecer en el estudio del imaginero y restaurador Sebastián Montes para ser sometido a labores de restauración e intervención sobre la policromía con el fin de dotar a la imagen de una mayor riqueza artística. Se trata de una imagen realizada en los Talleres de Olot que fue titular de la Hermandad del Resucitado de Baena, localidad en la que procesionaba hasta que el imaginero cordobés Juan Martínez Cerrillo realizara el actual. 

Según ha explicado a Gente de Paz el propio Montes, la intervención ha consistido en primer lugar en una limpieza químico-mecánica de toda la superficie con el fin de eliminar toda suciedad adherida por el paso del tiempo además de  los diferentes repintes realizados en diferentes intervenciones.

Posteriormente se ha procedido ha realizar un saneamiento integro de la pieza, grietas, fisuras y faltas de materia, además de afianzar la peana. Tras ésto la policromia ha sido enriquecida con el fin de aportar una mayor calidad artística a la obra además de naturalidad. Finalmente se ha dotado a la imagen de unas una pestañas postizas de pelo natural. 

Sebastián Montes, que compagina con gran éxito su labor de restaurador con la faceta de imaginero, goza de un nombre con sello propio, entre los mejores imagineros de Andalucía, como se demuestra en las exposiciones nacionales de escultura religiosa en las que ha participado y en los múltiples trabajo que con frecuencia acomete. Su obra, bien por tener una expresión y fuerza fuera de lo común, o bien por estar bastante lejos de las típicas y anodinas imágenes que secundan titulares de muchas hermandades hace que Sebastián Montes sea reconocido como “el imaginero de la expresión”.