Advertisements
Sevilla, ⭐ Portada, 📷 Galerias

Todos los detalles de la exposición por los 400 años de devoción del Gran Poder

Gran Poder Mesa te Esculpió, Sevilla te hizo, desde el viernes 31 de enero en la sede de la Fundación Cajasol en la Plaza de San Francisco.

Desde este viernes está abierta al público la exposición que conmemora los cuatrocientos años de devoción a Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, una las citas cruciales de los actos culturales por el aniversario de la creación de la Sagrada Imagen por Juan de Mesa en 1620. La exposición, que ha sido presentada a los medios este jueves, está comisariada por Carlos Colón Perales, responsable de la coordinación de los actos culturales del IV Centenario del Señor, y en ella se utilizarán todas las salas expositivas y el patio del edificio de la antigua Audiencia. Está centrada en explicar el peso devocional del Señor en seis espacios expositivos, divididos en dos secciones. 

La primera de estas secciones, Trabajos de amor en el tiempo, se sirve de tres salas para contar el peso de la institución, de la Hermandad y de ésta en la Iglesia. A ella se añade el concepto de la devoción popular, de la que es un pilar mundial la Bendita Imagen del Señor. En la segunda sección, Vestido de esplendor y majestad, se refleja el culto, tanto interno como externo tributado al Señor y las ofrendas que han surgido como fruto del amor y devoción, materializadas en tantas obras que conforman el patrimonio de la Imagen. La unión de historia, arte, cultura, devoción y tradición o costumbre harán que esta exposición ofrezca una visión transversal de la propia ciudad, dada la convergencia de distintos ámbitos, épocas y mentalidades en torno a la figura del popularmente llamado Señor de Sevilla.

La exposición hace un recorrido por los 400 años de existencia de la devoción al Señor en dos grandes áreas, «Trabajos de amor en el tiempo» y «Vestido de esplendor y Majestad». «Trabajos de amor en el tiempo» arranca presentando la carta de pago a Juan de Mesa por la hechura del Señor, así como la carta de aprendizaje de éste con Montañés o el contrato del paso con Ruiz Gijón, documentos del Archivo Histórico Provincial de Sevilla. Documentos del Archivo desde el s. XVI, la galería de retratos de mayordomos y hermanos mayores, el tríptico que preside los cabildos o el medio punto de la Capilla de San Lorenzo, pintado en 1774 por J. Huelva, evocan el gobierno y las estancias de la hermandad.

El cuadro de Gonzalo Bilbao pintado para representar la Hermandad del Gran Poder en 1921 y el cartel de Carmen Laffón para el cuarto centenario abren la planta alta de la Sala Murillo, que conforman el resto de carteles dedicados al Señor. Los Arzobispos de Sevilla y los hechos determinantes para la Hermandad durante su gobierno diocesano, los beatos Diego de Cádiz y Marcelo Spínola y su peso determinante en la devoción al Señor completan la sala.

La difusión de la Sagrada Imagen y la devoción popular sirviéndose de azulejos, grabados, estampas, recuerdos, retablos domésticos o la presencia del Señor en el cine, los toros o la literatura completan estos trabajos de amor en la Sala Vanguardias de la Fundación Cajasol. Dos imágenes devocionales de oratorio de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder se dan cabida en esta sala, la del Pozo Santo, de hacia 1860, copiando incluso el ajuar del Señor y la de la estirpe de los Bienvenida, actualmente en la Capilla de la plaza de Las Ventas.

«Vestido de Gloria y Majestad» presenta las ofrendas de culto al Señor. En el patio de la Fundación Cajasol aparece el Paso del Señor (1692), con los candelabros atribuidos a Domínguez de 1882, actualmente en la VeraCruz de Aguilar de la Frontera. Los faroles de Damián de Castro (1765) de la Hermandad de la Soledad de Écija que sirvieron de modelo para los actuales del paso del Señor, otros faroles del XIX y los respiraderos de 1865 completan el discurso alrededor del Retablo de Ruiz Gijón. Completa el patio una recreación de los altares de Novena de San Lorenzo, a partir de elementos recuperados para esta exposición de la Parroquia de San Martín de Almonaster (s. XIX) y otros del altar de 1914 aún en propiedad de la hermandad.

«Vestido de Esplendor y Majestad» cierra la exposición, Corona de Espinas, Cardos, Persa, Lisa, Guardilla y Devotos muestran la ofrenda al Señor en forma de túnica. Filigranas, JHS, Escudos y Mexicanas en forma de potencias y cantoneras de Cruz son oro para el Rey de Reyes. Al final de la exposición, reproducidos alrededor de la pieza, los más de 4.000 donantes de la Túnica de los Devotos simbolizan con sus nombres el de cuantos siguen tejiendo esta historia de amor a Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, iniciada ahora hace 400 años.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup