A pulso aliviao, Sevilla, ⭐ Portada, 💙 Opinión

Todos somos Santa Lucía

El otoño va ganando terreno igual que la lava al mar en la Isla de la Palma. El corazón de todos los españoles sigue latiendo en Canarias, pendiente de todos los palmeros que llevan dos semanas sin un hogar al que probablemente jamás regresarán.

Cumbre Vieja ha erupcionado en el sur de la Península, pero en la capital de Andalucía, en nuestra Sevilla, hay también volcanes cofrades que destilan lava cada semana.

El último ha generado hasta un seísmo en la feligresía de Santa Catalina. Todo ha ocurrido rápidamente, en cuestión de horas.

La Hermandad de Santa Lucía anunciaba el miércoles por la noche el adelanto de su salida procesional del día 10 al 3 de octubre.

Todo parece normal hasta aquí. El matiz llega cuando la corporación explica que esa anticipación se debe a «motivos ajenas» por coincidir, según informa, con otro culto externo que impediría cumplir con todas las medidas de seguridad y sanitarias.

Este punto ya desconcierta, tendiendo en cuenta que no hay culto alguno programado para el domingo 10 de octubre por la mañana en los alrededores de la Iglesia de Santa Catalina. Y de hecho sigue sin conocerse evento alguno a día de hoy.

El hermano mayor de la corporación gloriosa da la clave al día siguiente en el programa radiofónico «Gólgota» de SFC radio: «Ayer nos llamó el párroco de Sta Catalina para decirnos que pisábamos a otras hermandades del barrio el domingo día 10 y que teníamos que salir el día 3. Ha sido él quien nos ha prohibido salir».

Ésas fueron las palabras exactas del dirigente. Y tampoco hace falta decir más. Queda bastante claro. Lo importante del hecho no es quién haya prohibido o dejado de prohibir la salida de la corporación, sino la situación que ha generado.

No obstante, sí se debe recordar a nuestros lectores que hay muchas ocasiones en las que al ser humano le sobra mundanidad y le falta santidad, incluso dentro del seno de la Santa Madre Iglesia.

Una hermandad no organiza la salida en una hora ni en dos. Ni mucho menos. Es un trabajo minucioso de muchos meses en los que participan infinidad de actores, empezando por el acompañamiento musical y acabando con las flores, sin olvidar la cerería, la seguridad o la limpieza de los enseres.

Por todo ello, debemos solidarizarnos absolutamente todos con el esfuerzo sobrehumano que ha realizado esta hermandad para preparar la procesión en 3 días.

Y la mejor forma de respaldarlo es acudir en la mañana de hoy a la procesión para acompañar a Santa Lucía por las calles del barrio, demostrando el calor que le ofrece Sevilla a esta querida Hermandad en unos días tan delicados.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup