Córdoba, 📷 Galerias

Tradiciones que sobreviven al paso del tiempo

Hay tradiciones que sobreviven al paso del tiempo sin necesidad de grandes reclamos de cara a la galería ni mayores añadidos que la sincera devoción que por determinadas advocaciones, profesa el pueblo llano, ese que no precisa de etiquetas ni categorías para acercarse a la divinidad a través de su oración. Es el caso de la procesión que cada mes de mayo recorre el corazón de Fátima, presidida por la imagen de la Madre de Dios que da nombre al barrio. Una procesión íntima y sencilla que es símbolo inequívoco de que el amor sincero a la Virgen no precisa de accesorios para latir con fuerza en el corazón de los fieles.

Por eso, un año más, la Virgen de Fátima ha reinado por una horas bajo el cielo de Córdoba anunciada por un cortejo que ha estado acompañado un año más, por los sones de la Banda de Cornetas y Tambores Coronación de Espinas, acaso el único lujo, más allá de lo que de verdad importa, la presencia de Ella, que la hermosa, humilde y tradicional procesión se permite cada año.

Durante el recorrido de este año, se ha podido escuchar como novedad la marcha “Bienaventurada”, composición dedicada a la titular mariana por parte de la Banda de Coronación de Espinas, obra elaborada por Nicolás Turienzo inspirada “en el mensaje de Fátima y la intervención del Cielo para salvarnos del martirio, guerra, esclavitud o toda clase de Mal” y cuyo autor escribe porque “es una manera de salvar a nuestras almas del infierno”. Sin duda alguna una muestra más del compromiso y la relación duradera que banda y cofradía vienen mantienen durante años de manera perfecta.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup