Sevilla

Un nuevo regalo de Nuria Barrera para la Sevilla Cofrade

Se agotan los calificativos para describir las emociones que despierta la obra de Nuria Barrera Bellido, un artista que tiene su nombre grabado con letras de oro en el podium de los cartelistas más relevantes del actual panorama de la pintura religiosa.

La última de sus maravillas está protagonizado por uno de los misterios más impactantes de cuantos recorren las calles de Sevilla cada Semana Santa, el misterio de la Sagrada Mortaja que presiden Nuestro Padre Jesús descendido de la Cruz, la maravillosa obra que gubiase Cristóbal Pérez en 1677, y María Santísima de la Piedad, la bellísima talla anónima del finales del XVII, atribuida a la producción de Pedro Roldán o de su hija Luisa la Roldana, a cuyo alrededor converge una de las escenas más espectaculares de las cofradías hispalenses.

Un misterio magnífico que manos de Nuria Barrera, que ha sido presentada por el pintor José Cerezal, adquiere la categoría de maravilloso para conquistar una vez más al espectador y convocarle a la oración, condición indispensable para que un cartel de Semana Santa sea un cartel de Semana Santa.

El cartel, concebido para la tertulia cofrade La Parihuela, ha sido presentado en la Abacería de San Lorenzo un auténtico templo gastronómico. Un óleo sobre tabla de 70×50 cm que se edita en también en papel y cuyo original será expuesto en Casa Rodríguez durante lo que queda de  Cuaresma. Un nuevo regalo de Nuria Barrera para la Sevilla Cofrade.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Color de fondo
Redimensionar imagen