Sevilla

Un paseo por los veinticinco años de Grande de León en el mundo del bordado

El arte y la tradición se entremezclan en un único elemento en los talleres hispalenses del insigne artista, en el más amplio sentido de la palabra, José Antonio Grande de León. El Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla acoge hasta este fin de semana una exposición que viene a conmemorar los veinticinco años de labor en el mundo textil sacro, la cual cuenta con un horario comprendido entre las 11:00 y las 14:00 horas y entre las 17:00 y las 21:00 horas; el domingo día 7 de octubre será el último día para presenciar su amplia gama de trabajos, aunque sólo en jornada matutina. La muestra ha sido ilustrada por una original pintura de César Ramírez.

José Antonio Grande de León, vestidor de varias imágenes procesionales tanto de la capital sevillana como fuera de ella, realiza todo tipo de enseres para hermandades, desde bordados en oro, plata y sedas hasta ornamentos religiosos como dalmáticas, ropones, albas, casullas, capas pluviales, paños de manifestar… También su taller lleva a cabo restauraciones, limpiezas y pasados a nuevos tejidos de todo tipo de prendas antiguas: tapices, palios, mantos, sayas, simpecados, etc. Además, la artesanía que realiza este genio del bordado se enmarca en un lugar idóneo de trabajo como es la céntrica calle de Santa Lucía.

La exposición ha estado presidida por el portentoso manto de salida de María Santísima de Dolores y Misericordia, titular mariana de la Hermandad de Jesús Despojado, realizado en oro sobre terciopelo azul en 2012. También de la dolorosa del Domingo de Ramos se encuentra el paso de palio, cuyas bambalinas exteriores fueron ejecutadas en 2007. Además, en ese mismo año Grande de León llevó a cabo la restauración de los bordados interiores, realizados por las Hermanas Antúnez en 1886 para la Hermandad de la Carretería. La pieza es considerada por el autor como un antes y un después en su carrera profesional. De la corporación sevillana se han expuesto igualmente la saya de salida, estrenada en 2012, y el banderín del grupo joven, bordado en 2015, junto al cual aparecía el de San José Obrero, ejecutado en 2013.

También la exposición acogía los palios de la Virgen de los Desamparados de Sevilla -obra de Esperanza Elena Caro- y de la Virgen de los Dolores de Ronda -obra de las Hermanas Antúnez y de Emilia Salvador que perteneciera a la Hermandad de Pasión de Sevilla-, ambos intervenidos por Grande de León entre 2008 y 2010 y en 2018, respectivamente.

Por otro lado, se han expuesto los mantos procesionales de Nuestra Señora de la Granada de Guillena, ejecutado en 2011, y de Nuestra Señora de la Soledad de Hinojos, obra de Rodríguez Ojeda en 1928 y restaurado por Grande de León en 2013, así como los de la Virgen de Valme de Dos Hermanas -realizado en 2012- y de la Virgen de los Remedios de Villarrasa -restaurada en 2015-. Junto a ellos aparecía igualmente el nuevo manto de cultos de Nuestra Señora de la Merced de Sevilla, estrenado el pasado mes de septiembre durante el besamanos de la dolorosa, bordado en oro sobre tisú de plata. También de la corporación sevillana se ha expuesto esclavina bordada en oro del siglo XIX, perteneciente al Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia de la Colegial del Salvador, que ha sido restaurado en 2017.

Uno de los elementos principales de la muestra ha sido la presencia de una dolorosa gubiada por José María Hurtado, la cual portaba manto y saya realizados por Grande de León en 2011 y pertenecientes a la Asociación Parroquial de María Santísima de la Misericordia, Reina de los Mártires, de Málaga. De esta corporación se han expuesto igualmente hasta seis sayas y una toca, ejecutadas por el bordador sevillano. También se han apreciado las dos sayas del siglo XVIII y la saya de salida de Nuestra Señora del Socorro -restauradas en 2014 y ejecutada en 2012, respectivamente- y las sayas de salida de la sevillana Virgen de las Nieves -realizada en 2017-, de la Virgen de los Dolores de La Puebla de los Infantes -pieza del siglo XIX intervenida recientemente-, de Nuestra Señora de los Dolores de Valencina de la Concepción -bordada en 2009- y de la Virgen del Rosario de San Julián -obra de las Hermanas Antúnez restaurada en 2006-.

Frente a esta variedad de piezas marianas, la exposición ha acogido la muestra de tres túnicas cristíferas, entre las cuales Grande de León ha realizado la perteneciente al Nazareno de Alanís en 2014. Las dos restantes pertenecen al Nazareno de Algeciras y al Nazareno de Villarrasa, restauradas en 2008 y 2012, respectivamente.

Por otro lado, entre los enseres procesionales se han podido apreciar en la muestra el simpecado de la Hermandad del Rosario de San Julián -realizado en 2003-, el estandarte de Torreblanca -realizado en 2014-, el estandarte y el Mediatrix del Nazareno de Algeciras -realizado en 2011-, el guión de Nuestra Señora del Rocío de la Hermandad de San Esteban -realizado en 2011-, el estandarte de la Pastora de Triana -restaurado en 2018-, los dos simpecados de la Virgen de las Nieves de Sevilla y de Bormujos -restaurados en 2007 y 2017, respectivamente-, el estandarte del octavo centenario de la orden mercedaria de Pasión -restaurado recientemente- y el estandarte de Los Gitanos -realizado en 2005-.

La exposición se completa con los dos sudarios de salida de la Hermandad de la Santa Cruz de la Victoria de Paterna del Campo -realizados en 2007 y en 2016- y las túnicas de Niño Jesús de Pasión -restaurada en 2004-, de la Virgen de la Granada de Guillena -realizado en 2011-, de la Virgen de las Nieves de Sevilla -realizado en 2017- y del Rosario de San Julián -realizado en 2006-, así como los escapularios bordados en oro y seda de la Hermandad del Carmen de Calatrava -realizados en 2017-. Finalmente, la muestra acogía una toca de la Virgen del Amor de Pino Montano -realizada en 2009-, dos tocas de la Virgen de Valme de Dos Hermanas -realizadas en 2010 y en 2011- y una toca de la Virgen del Dulce Nombre -restaurada en 2017-.

Finalmente, Grande de León también ha querido mostrar el proyecto de manto de salida de Nuestra Señora de la Soledad de San Buenaventura, presentado en 2017 y que empezó a ser ejecutado el pasado mes de junio.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup