Advertisements
Córdoba, ⚓ Costal

Una azucena de oro para la Virgen de Villaviciosa

El patrimonio material de las distintas hermandades que conforman el universo cofrade se nutre con frecuencia de las ofrendas de los fieles y devotos que materializan en presentes el amor incondicional e imperecedero que sienten por la imagen devocional que ocupa un lugar en su altar de cabecera, personal e intransferible, ejemplificando la vinculación íntima que con ella atesoran. Es el caso del último regalo que los costaleros de la Virgen de Villaviciosa han querido hacer a su Madre.

La ofrenda tuvo lugar a la conclusión de la oración hecha melodía del Sub tuum praesidium de W. A. Mozart, interpretada por el duo de cuerda frotada de la Hermandad. Tras la bendición final, la cuadrilla de la Hermandad, y unas sentidas palabras de Antonio Joaquín Santiago Moreno, entregó al Hermano Mayor una preciosa azucena de oro, que el Párroco de la Parroquia San Lorenzo Mártir de Córdoba depositaba, tras bendecirla, en la mano de la Virgen. 

Una pieza de gran valor de joyería cordobesa, realizada por Antonio Cuadrado, que, simbolizando el «Hágase de María» como lema de nuestra corporación, deja caer en la mano de la bendita Virgen de Villaviciosa la ofrenda de amor de quienes son sus pies cada septiembre. «Una joya que Ella sabrá apretar sobre su regazo abrazando el corazón generoso de su cuadrilla», concluye el comunicado emitido al efecto por la Corporación letifica. 

Este es el texto completo de la emotiva intervención de Antonio Joaquín Santiago Moreno: 

«El 8 de septiembre, como ya es tradicional, nuestra Hermandad de Villaviciosa celebra la Solemne Fiesta de Regla. El pasado año celebramos los diez años de la primera salida procesional de Ntra. Sra. De Villaviciosa, tras más de cincuenta años sin hacerlo. Dice un refrán, que es de bien nacido, ser agradecido. Y nuestra Hermandad de Villaviciosa lo fue. 

Durante la Fiesta de Regla, del pasado año, agradecieron al equipo de capataces y a los costaleros, que aún siguen, la fidelidad a la Guapa Portuguesa desde aquella primera salida de septiembre del 2009. Nuestro querido Martín, Hermano Mayor, nos entregó un pergamino enmarcado recordando los diez años de costalero de la Reina del Sagrario de San Lorenzo. Nosotros, su cuadrilla también quisimos agradecer estos 10 años con un regalo a nuestra Madre, pero impedimentos de última hora, no nos dejaron hacerlo. Pero más vale tarde que nunca, y este año si ha podido ser. 

Todavía recordamos Junio del 2009, cuando de la mano de Fernando Chiachio, nos invitaron a pertenecer a la Cuadrilla de Costaleros. Sin dudarlo, todos dijimos que si, y desde entonces, la Virgen de Villaviciosa empezó a formar parte de nuestras vidas. 

Gracias a Villaviciosa, hemos podido conocer una Hermandad, que trata a sus hermanos con verdadero cariño y cercanía.

En estos diez años, damos infinitas gracias a Dios por todo lo que Villaviciosa nos ha dado en estos 10 años. Nosotros, su cuadrilla, se siente feliz y orgullosa de ser «gloriosos» de San Lorenzo.

Por ello, la Cuadrilla de Costaleros y su equipo de capataces queremos regalar a Nuestra Madre esta Azucena de oro de joyería cordobesa, que simboliza la Pureza Nuestra Señora y que la Virgen llevará apretada en su pecho como muestra del cariño de su cuadrilla de costaleros. Y para terminar solo podemos decir a la Virgen de Villaviciosa, gracias, gracias y gracias

¡¡¡VIVA LA VIRGEN DE VILLAVICIOSA!!!»

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup