Andalucía, Cádiz, Huelva, Pentagrama

Una Magna para la eternidad gaditana: la Sentencia y el Nazareno de Huelva

Featured Video Play Icon

Cádiz vivió una jornada tremendamente histórica el pasado 17 de septiembre con motivo de la procesión Magna celebrada en la ciudad por el 300 aniversario de la colocación de la primera piedra de la Catedral de Cádiz. La ciudad puso su nombre a la altura que merece en el olimpo de las Semanas Santas de Andalucía, con una imaginería excepcional, un personalísimo estilo de carga y de andar, y unos enclaves por los que transitan las hermandades, que convierten cualquier chicotá en un auténtico sueño hecho realidad. Por ello, nos proponemos desde este portal rescatar algunos momentos vividos en la antigua Gades en tan importante acontecimiento, que bien podría ser un punto de inflexión en lo que se refiere al prestigio repercusión de su Semana Santa.

Uno de los grandes pasos de misterio gaditanos, el de la Sentencia, procesionó por las calles de la Tacita de Plata en tan especial jornada, entre gran fervor popular, igual que cada Miércoles Santo desde el popular barrio de Santa María.

Arrebatador fue el discurrir del titular cristífero, ataviado de blanco para la ocasión y, a diferencia de la estación de penitencia del Miércoles Santo, con las manos colocadas por detrás del cuerpo en su transitar desde la Catedral hasta su barrio de Santa María. Este majestuoso paso de misterio llevó el acompañamiento musical de la Banda de Cornetas y Tambores del Nazareno de Huelva, que hizo brillar con luz propia al Señor de la Sentencia como sucede cada Miércoles Santo, demostrando ser una de las grandes formaciones a la vanguardia del género de la corneta y el tambor. Ambas corporaciones brindaron un binomio que no dejó a nadie indiferente, pese a las altas expectativas que se esperaban.

Uno de esos momentos pudo vivirse en la emblemática Plaza de las Canastas, lugar más que especial en el itinerario de la corporación gaditana cada Miércoles Santo, donde la formación musical onubense interpretó hasta cuatro marchas. Sonaron «Esperanza Gitana«, de Israel Jiménez Chozas, «Sobre los Pies te Lleva Sevilla«, de Pedro Pacheco, «V Estación«, de Fran Ortiz, y «Seña Santana«, de Ángel Manuel Cebrero, ofreciendo un variado repertorio para engalanar el caminar del Señor de la Sentencia por tan señalado enclave.

Destaca especialmente el repertorio propio de la brillante Banda del Nazareno, que viene a revestir su personalísimo sello de identidad, llevando a gala el nombre de Huelva allá donde brinda su música. A destacar, el transitar por la calle Pelota de vuelta, donde sonó la marcha «En la Orilla de Dios«, de Jesús Quintero, una de esas obras que refleja a la perfección el estilo de la formación onubense, y que no deja a nadie indiferente.