Córdoba, Galerias

Una oportunidad de sumergirse en otra época

Todo el que se acerque a San Cayetano al triduo de Santa Teresa de Jesús podrá sumergirse en otra época, concretamente en la etapa del barroco, que emana en cada esquina de nuestro templo pero que se hace aún más patente en el altar efímero en el que se entroniza la imagen de nuestra Santa Fundadora y Doctora de la Iglesia.

Este año se ha tenido a bien cobijar a la sagrada efigie en un baldaquino, un elemento muy usado en nuestra ciudad durante el s. XVIII pero que actualmente solo mantienen algunas devociones antiguas. Con ello se ha querido realzar la santidad y dignidad de la que el Papa Pablo VI denominó «Luz de España», en esta clausura del Año Jubilar Teresiano, que se celebrará aún con más júbilo el día de su festividad cuando le sea impuesta la Faja de Estado Mayor de Intendencia, de la que es patrona.