A Contratiempo, Córdoba, Sevilla, 💙 Opinión, 🎶 Pentagrama

Y aquí estamos

Pues si, aquí estamos. Ha pasado un año, todo un año para llegar hasta aquí, a las puertas de una nueva Semana Santa. Un año lleno de momentos, y experiencias que si bien, puede parecer que siempre se repite, no es para nada cierto. Un año de preparación para acompañar, con gran responsabilidad por cierto, a cada uno de los titulares que nos han contratado. Pero como decía no es para nada repetir los anteriores ni mucho menos y me explico.

Si en una banda humilde es complicado funcionar, más es mantenerse. Todos los años se viven las bajas de ciertos componentes y por causas varias, esto entra dentro de lo normal, pero cuando una de esas bajas es un amigo de la niñez y sabes que ya no va a estar a tu lado, en tu misma fila durante toda la Semana Santa se hace complicado de creer.

Pero hay nuevas incorporaciones y hay que agruparlos y trabajar a veces desde cero y otras veces para montarles el repertorio y claro, esto lleva a en muchas ocasiones haber ciertos cambios en los grupos que a su vez, hacen que haya que repasar el repertorio más que en otras formaciones. En un año de preparación hay tiempo para pasar grandes momentos con tus compañeros pero también pasa que algunos días te levantas con el pié izquierdo y discutes con alguno…pero aquí está, al lado mía preparándonos para una nueva Semana Santa.

Pero no quiero centrarme en lo pasado, si no en lo que nos espera. Siempre le digo a los que me preguntan, que en una semana tocando, pasamos, vivimos todo tipo de situaciones. Hay tiempo para reír, para llorar, para pasarlo en grande con tus compañeros, para pelearte con el del al lado, para tocar mejor, para tocar peor, pasa frío y en ocasiones calor, hay tiempo para terminar una marcha y el publico te aplauda y otras veces les parezca indiferente, hay tiempo para tener la típica discusión con el que no respeta cruzando por mitad de la banda.

En una semana hay tiempo para discrepar con el director sobre como ha sonado o no una marcha y hay también para felicitarse por como ha sonado otra, hay tiempo para salir a comer, o no ya que estas en carrera oficial y es imposible, hay tiempo para no tener tiempo ni para vestirse ya que por trabajo u otras cuestiones has llegado justo a la salida y la cruz guía ya asoma…y aquí estamos.

Último ensayo de la semana, el uniforme está preparado, hemos mirado ya todas las webs meteorológicas habidas y por haber deseando que no lleva ningún día de los que tenemos contratados o al menos, durante el horario de la procesión. Y aquí estamos, con la mente puesta en la Semana Santa, tanto que la semana anterior se hace tan larga.

Aquí estamos, escribiendo mi último artículo hasta después de Semana Santa dado que un servidor, como músico la próxima semana vivirá en otro mundo, con otros horarios. Otra cosa que suelo decir, para los músicos la Semana Santa es como una segunda navidad y el Domingo de Resurrección es fin de año, así pues, que pasen una gran Semana Santa de 2018.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup