Córdoba

10 años de Villaviciosa

El 8 de septiembre, como ya es tradicional, mi Hermandad de Villaviciosa celebra la Solemne Fiesta de Regla. Pero este año era especial, este año celebramos los diez años de la primera salida procesional de Ntra. Sra. De Villaviciosa, tras más de cincuenta años sin hacerlo. Dice un refrán, que es de bien nacido, ser agradecido. Y mi Hermandad de Villaviciosa lo es. Durante la Fiesta de Regla agradecieron al equipo de capataces y a los costaleros, que aún siguen, la fidelidad a la Guapa Portuguesa desde aquella primera salida de septiembre del 2009. Grupo al cual yo pertenezco y que de manos de nuestro querido Martín, Hermano Mayor, nos entregó un pergamino enmarcado recordando los diez años de costalero de la Reina del Sagrario de San Lorenzo.

Para mí ha sido un verdadero honor recibid este recuerdo y a su vez una responsabilidad y un deber de seguir 10 años más por lo menos. Recuerdo en Junio del 2009, cuando de la mano de Martín, el entonces hermano mayor (cómo ahora) y de mi amigo Fernando Chiachio, me invitaron a pertenecer a la Cuadrilla de Costaleros. Sin dudarlo a los dos le dije que Si, y desde entonces, la Virgen de Villaviciosa empezó a formar parte de mi vida. Incluso Ella, a través de su Cruz de Guía, estuvo presente en mi boda.

Gracias a Villaviciosa, puede conocer a una Hermandad, que trata a sus hermanos con verdadero cariño y cercanía. Gracias a Villaviciosa conocí a una cuadrilla de costaleros, que más que cuadrilla son una familia, a la que yo orgullosamente me siento ya parte de ella. En estos diez años,  yo me he sentido feliz siendo costalero. En Villaviciosa, volví a disfrutar de poder compartir trabajadera con mi Padre. Gracias a Villaviciosa, la Virgen obró un milagro en un quirófano de Reina Sofia (¿Verdad Martín?).

En Villaviciosa fue donde mis hijospor ejemplo, vieron por primera vez a su padre con un costal. Gracias a Villaviciosa, pude disfrutar de Miércoles Santos disfrutando  bajo el Señor de la dulce mirada. En Villaviciosa puedo disfrutar cada septiembre de visitar mi otra casa, «La Casa de Jesús» llevando a la Madre de Dios. Y gracias a Villaviciosa tuve el gran placer y orgullo de poder ser costalero del Arcángel San Rafael.

Por eso, en estos diez años, doy infinitas gracias a Dios por todo lo que Villaviciosa me ha dado. Yo me siento feliz y orgulloso cuando digo que soy «glorioso» de San Lorenzo. Solo puedo decir a la Virgen de Villaviciosa, gracias, gracias y gracias.

¡¡¡VIVA LA VIRGEN DE VILLAVICIOSA!!!

 

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup