Málaga

50 años de la presentación de la Virgen de la Paloma al pueblo de Málaga

Fue un 10 de octubre del año 1970 la fecha en la que se cumplió uno de los más grandes anhelos de la sociedad cofrade malagueña, y en concreto de la Corporación establecida, por aquel entonces, en la Parroquia de San Juan, conocida como de «la Puente del Cedrón y Paloma». La llegada de la nueva Imagen Mariana salida del taller de un jovencísimo Luis Álvarez Duarte puso el punto y a parte en la historia de las Hermandades y Cofradías de Málaga; la segunda talla del extraordinario escultor sevillano para la capital, una obra de singular belleza y especial devoción que vino a sustituir a la anterior Imagen que realizara José Navas Parejo en 1939.

La Hermandad recuerda el acto de presentación como uno de los eventos cumbres de aquel año en el que la la sala de exposiciones de la antigua Caja de Ahorros de Ronda fue el lugar elegido para el descubrimiento de la bella Imagen que Duarte había tallado con tan solo 18 años y que había sido ataviada por el Padre Gámez para la ocasión. La Virgen encendió una gran devoción en el corazón de los cofrades malagueños desde el primer momento, no solo reflejada en la gran multitud de fieles que se acercó al lugar donde permaneció durante dos días sino también en la Abadía de Santa Ana, lugar donde sería custodiada por las abadesas que le confeccionaron la prendas para su ajuar.

La dulce Imagen de la Virgen de la Paloma sería bendecida en la Parroquia de San Juan Bautista el día 20 de febrero de 1971, Sede Canónica de la Cofradía, donde incrementaría su valor devocional hasta convertirse en una de las dolorosas más populares de la ciudad algo que le llevaría a cumplir el anhelo de la Corporación que le rinde culto de construir una nueva capilla, de estilo neobarroco, en la Plaza de San Francisco en el año 1995 para que cada Miércoles Santo fuese recibida por el pueblo malagueño.