A pulso aliviao, Sevilla, ⭐ Portada, 💙 Opinión

¿A quién quieren engañar?

El siglo XXI están siendo la centuria de la revolución digital. La red está completamente inundada de información, y las noticias que antes tardaban horas o incluso días en conocerse de manera global, llegan ahora a millones de personas en varios minutos.

Precisamente por esta expansión de las comunicaciones es hoy mucho más difícil manipular datos que se pueden constatar momentáneamente y sin ningún esfuerzo.

Sin embargo, hay algunos medios, en este caso locales, que intentan colarle un cuento chino a los sevillanos con la manida excusa del covid-19.

Les pongo en antecedentes. La Junta de Andalucía expuso ayer las nuevas medidas a tenor del fin del estado de alarma. De todas es conocido que -aunque hay ciertas concesiones como la apertura de locales nocturnos hasta las 2 de la madrugada o el final del toque de queda- no se ha materializado ningún plan para el culto religioso externo porque, por el momento, se sigue restringiendo y evitando por precaución ante aglomeraciones.

De hecho, la Junta de Andalucía recomienda que no se celebren romerías, fiestas, verbenas ni otros acontecimientos religiosos y populares. Y la palabra clave es recomienda porque es imposible anular estas actividades sin estado de alarma o un número de casos equivalente a nivel 3 o 4 de importancia.

Cierto medio, ha dado la vuelta torticeramente a este comunicado para decir en su titular y en el resto de la noticia que la Junta «deja la puerta abierta a fiestas, verbenas, romerías, etcétera».

Es bochornoso y muy grave que un medio de comunicación utilice un asunto tan delicado como el de la pandemia para hacer propaganda política y desacreditar a un organismo público que no ha tomado la postura que se pretende hacer creer en esa desvirtuada información.

Este virus sensacionalista y farsante que pulula por los ordenadores y redacciones periodísticas, no solo causan cabreo y astío en los lectores, sino que desprestigian la profesión y la llevan a la picota social, donde por cierto lleva ya muchas décadas.

Los cofrades y las instituciones desean la vuelta del culto externo, pero por el momento no es posible, y todos lo comprenden. Nadie que esté informado podría dejarse engañar por una información que pregona que un gobierno autonómico de cancha a la fiesta y el cachondeo en medio de una pandemia mundial; sin contar con la inmunidad de rebaño todavía, como es el caso.

Es por ello momento, una vez más, que se alza la petición desde esta atalaya que los susodichos diarios, vuelvan al rigor y la neutralidad que caracterizan al periodismo, por coherencia, honestidad y credibilidad de la propia prensa.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup