El Rocío, Galerias, Sevilla

Aires marismeños inundaron las calles de Sevilla

Al finalizar el último día de Triduo en honor a la Stma. Virgen del Rocío, la Plaza del Salvador y las calles aledañas se llenaron de personas para recibir a la virgen de la Hermandad del Rocío de Sevilla en su procesión anual desde la Colegiata del Salvador.

Un año más la Virgen del Rocío de la corporación sevillana pone el epílogo alegre a las Glorias sevillanas. Como cada 22 de diciembre pasada las 21´30 horas de la noche las andas de Ntra. Señora del Rocío comenzaba su lento caminar por las calles céntrica de la ciudad de la Giralda. La imagen de tamaño real a la patrona de Almonte, obra de la gubia del imaginero de la localidad onubense de Higuera de la Sierra, Sebastián Santos Rojas procesiona de la misma forma que la Virgen del Rocío de Almonte, con ese tipo de palio siendo portado por persona a hombros por fuera.

A lo largo del recorrido los coros rocieros y de campanilleros procedente de Sevilla y la provincia, amenizaban el ambiente puro navideño con villancicos, el cual le ponen música y cante al paso de la Señora, con un ambiente muy navideño y unas calles repletas de público que arropan en todo momento a la Virgen, que culminó como la última procesión mariana del año. Una vez finalizada la procesión, la imagen quedó expuesta en Besamanos.