El Rocío

Almonte estudia endurecer las sanciones contra las ‘casas-discoteca’ en El Rocío

El Ayuntamiento de Almonte (Huelva) está estudiando la modificación de la ordenanza de Convivencia Ciudadana, que se llevaría al pleno de octubre, para endurecer las sanciones y acabar con las que se conocen como ‘casas-discoteca’, en las que se celebran fiestas que generan problemas de convivencia en El Rocío desde hace varios años «en algunas fechas».

Así lo ha indicado a Europa Press la concejal de El Rocío del Consistorio almonteño, Macarena Robles, que ha apuntado que se está realizando un estudio de las casas que «habitualmente producen este tipo de problemas», así como que se van a emprender acciones contra los inquilinos que se encuentren allí «en el caso de que sean identificados» o «contra los propietarios» de las viviendas, que «son los responsables subsidiarios».

Robles ha señalado que esto ya viene recogido en la ordenanza, pero que las sanciones se van a endurecer «para acabar con este tipo de situaciones», de forma que las que las infracciones que ahora son consideradas leves, sean consideradas graves o muy graves, «dependiendo de lo que permita la norma».

Asimismo, ha explicado que «no hay un número exacto de viviendas que generan estas situaciones» ya que «depende de las fechas» y que se producen de «forma esporádica», así como «tampoco están todas identificadas».

La edil ha destacado la «dificultad» de identificar a los autores de estas fiestas ya que «son domicilios habituales y privados», por lo que «la Constitución establece que no se puede acceder salvo con una autorización judicial», por lo que la Policía no puede entrar, al tiempo que ha apuntado que «hay personas que se identifican y otras que no».

La concejal ha explicado que esta modificación de la normativa se está estudiando junto a la Policía Local de Almonte y a la Secretaría del Ayuntamiento, por lo que «tiene que seguir el procedimiento administrativo legalmente establecido».

Finalmente, Robles ha explicado que El Rocío cuenta con unas 1.800 personas empadronadas, pero que habitualmente residen durante todo el año unas 1.000, así como que esta cifra crece durante los fines de semana, algunos de los cuales son «multitudinarios», aunque otros «puede haber 200.000 personas» ya que «depende de la fecha del año».