Advertisements
De Cerca, Pentagrama, Sevilla

Amadora Mercado: “Es un orgullo para mí dirigir una formación musical como la Oliva de Salteras y saber que cada vez somos más las mujeres con presencia en este mundo”

La Sociedad Filarmónica de la Oliva de Salteras es una de las formaciones musicales que más presencia tienen en la Semana Santa de Sevilla capital desde hace muchos años, acompañando a Hermandades como la Estrella, el Museo, el Dulce Nombre, la Sed, Pasión, el Cachorro y la Trinidad, además de a la Vera-Cruz de Salteras y la Calle Real de Castilleja de la Cuesta.

Desde el mes de junio de 2018, una jienense dirige a la excelente formación musical sevillana, tras un minucioso proceso de selección. Amadora Mercado, nacida en Bailén, es titulada superior en Dirección de Orquesta por el Conservatorio Superior de Música de Málaga. También adquiere el título de Grado Elemental de Piano en el Conservatorio Elemental de Música “Reina Sofía” de Bailén (Jaén) y de Grado Medio de Clarinete en el Conservatorio Profesional de Música “Andrés Segovia” de Linares (Jaén). Recientemente, ha obtenido el XIII Premio Fundación Musical de Málaga al mejor expediente académico del Conservatorio Superior de Málaga 2019. También ha recibido el Premio en Dirección de Orquesta “Octav Calleya” por el Conservatorio Superior de Música de Málaga otorgado a la mejor calificación del Trabajo Final de Estudios. Y además, ha sido nombrada en dos concursos como “Mejor alumna del primer Taller de Dirección Musical organizado por la Asociación Juvenil Orquesta Filarmonía Granada e impartido por Ricardo J. Espigares Carrillo” y “Mejor alumna del curso de Dirección Musical organizado por la Sociedad Filarmónica Ntra. Sra. de la Oliva de Salteras (Sevilla) e impartido por Lucía Marín”.

Hoy tenemos el inmenso honor de conversar con Amadora Mercado, que dirigirá por primera vez a la Oliva de Salteras esta Semana Santa, convirtiéndose así en la primera mujer que comanda el devenir de una formación musical, y además de tanto calado como la formación de la provincia hispalense. Una mujer música y también cofrade que se ha abierto paso en el ámbito de la dirección musical por méritos propios, a pesar de tratarse de un universo en el que históricamente ha predominado la figura masculina. Todo un ejemplo a seguir, sin duda.

«Últimamente, ‘está de moda’ componer y esto no siempre significa que el nivel sea alto»

– En primer lugar, gracias por concedernos la entrevista. Cuéntenos de dónde le viene la pasión por la música y, si la tiene, por la Semana Santa.

A la edad de ocho años, las madres del colegio decidieron apuntarnos a todas las amigas juntas al conservatorio. Ahí empezó todo.

Mi relación con la Semana Santa viene a raíz de las creencias de mi familia, puesto que siempre he vivido de cerca esta época con ellos. La pasión se acentuó cuando tuve la suerte de empezar a tocar en bandas de música tras un palio, hace alrededor de 15 años. Hasta hoy.

– ¿Cree que es requisito indispensable para la dirección de una banda el hecho de ser cofrade? ¿Qué cuota de importancia tienen las Hermandades en la vida anual de una banda?

Para nada creo que sea un requisito indispensable. Es cierto que tener conocimientos de un tema puede facilitar el camino, pero no es necesario ser cofrade para dirigir una banda. Al final, lo esencial es enriquecerse y aprender de todos los ámbitos posibles para dar lo máximo posible al frente de una banda.

Para una banda como la nuestra, las Hermandades son nuestro auténtico mecenas. Sin ellas, las bandas que no obtienen subvenciones de ningún otro tipo no podrían subsistir. Por ello, la importancia es máxima.

«Las Hermandades son nuestro auténtico mecenas»

– ¿En qué momento de su vida decidió que iba a ser directora de banda?

Mi primer instrumento fue el piano, pero al cambiarme a clarinete, tuve la suerte de empezar a tocar en bandas y descubrir todo este mundo. Ahí fue cuando comencé a entrar en contacto con la figura del director y, algo después, a decidirme por esta profesión.

– Usted tomó las riendas de la Oliva de Salteras hace no mucho tiempo, ¿qué metas y retos se marcó en un primer momento? ¿Los ha conseguido?

Tuve la suerte de poder trabajar con ellos antes de tomar las riendas de la Oliva en junio. Desde aquel momento, tenía claro que es una banda con un potencial enorme para explotarlo al máximo, por lo que uno de los objetivos al llegar aquí fue aumentar la gama de matices y colores que pueden ofrecer. Necesitaba que, a partir de un trabajo minucioso y cuidado, sintieran y disfrutaran aún más la música.

Personalmente, estoy muy contenta con el trabajo que hemos realizado y los resultados que hemos obtenido. Reto conseguido; pero, por supuesto, siempre hay que ir más allá.

 «Estoy muy contenta con el trabajo que hemos realizado y los resultados que hemos obtenido. Reto conseguido»

– A nivel personal, ¿qué supone comandar un proyecto tan importante como el de la Oliva?

Para mí es toda una satisfacción poder estar al frente de este grandioso grupo humano. No es solo una de las mejores cosas que he conseguido en mi vida, sino uno de los mayores retos a los que me he enfrentado. A día de hoy, lo mejor que me ha podido pasar.

«Estar al frente de este grandioso grupo humano es lo mejor que me ha podido pasar»

– Salteras es un municipio con no demasiados habitantes. ¿Cuál es el secreto para que haya dos bandas de tantísimo nivel?

Yo creo que lo principal es que ambas bandas quieren superarse a sí mismas continuamente. El hecho de que haya dos en el mismo pueblo es un aliciente más para seguir alimentando las ganas de trabajar y mejorar.

– Fruto de este magnífico nivel, recientemente se conocía la grabación de un nuevo trabajo discográfico conjunto de ambas formaciones interpretando composiciones de la Semana Santa de Salteras. ¿Qué nos puede contar de él?

Fue un proyecto organizado por el Ayuntamiento de Salteras que, conscientes del patrimonio cultural de sus bandas de música, lo quiso dejar plasmado para la posteridad en ese trabajo discográfico.

– La Oliva es una formación muy presente en la Semana Santa de la capital. ¿Se siente valorada en Sevilla? ¿Y fuera de sus fronteras?

La Oliva se siente muy valorada en todos los sitios donde va, tanto en Semana Santa como en otra época del año. Nuestra relación con las Hermandades es más familiar que una simple unión laboral. De igual manera nos sentimos al cruzar las fronteras de Sevilla. El trato siempre es exquisito.

«La Oliva se siente muy valorada en todos los sitios donde va»

– La de 2019 será su primera Semana Santa al frente de la formación musical, ¿qué espera de ella? ¿Hay algún momento junto a alguna Hermandad que ansíe especialmente?

Espero muchísimo disfrute. Será una semana repleta de sensaciones nuevas, de nervios, agobios, responsabilidad, etc. Pero, sobre todo, sé que vendrá cargada momentos muy especiales que tendré la suerte de compartir con músicos y amigos muy especiales.

No espero ningún instante en especial, estoy segura de que viviré momentos que me marquen con cada Hermandad.

– De las novedades que presenta la banda en cuanto a repertorio para esta Semana Santa, ¿qué destacaría?

Las novedades de este año principalmente están enfocadas a las nuevas incorporaciones del disco que acabamos de sacar al mercado: CRUCIFIXUS. Se escucharán marchas como «Crucifixus» de J. A. Pina o «La Sollevazione di Cristo» de A. Oddo que pueden causar nuevas impresiones.

– En cuanto a la música procesional, se percibe que el fenómeno fan está más bien relacionado con las agrupaciones musicales y las bandas de cornetas, ¿por qué cree que las bandas de música no sufren tanto este fenómeno?

Quizás ese fenómeno venga dado por las coreografías que los pasos de Cristo realizan, no siendo así en los pasos de Palio. También puede ser por el tema de “solistas”, como Dani de Baza, que tampoco es común en las bandas de música.

«Quizás ese fenómeno (fan) venga dado por las coreografías que los pasos de Cristo realizan»

– ¿Qué opina de la llegada de formaciones musicales de fuera de Sevilla a la Semana Santa de la capital? Es algo que ha llamado la atención en las bandas de Cristo, aunque ya había alguna presencia de banda foránea en las bandas de música, como Julián Cerdán o el Liceo de Moguer.

El objetivo principal en la Semana Santa sevillana debe ser la calidad musical que ofrece cada agrupación sin tener en cuenta de dónde vienen. Desde mi punto de vista, sería un gravísimo error privar a cualquier provincia de la calidad de otra. Al igual que nosotros recorremos todos los puntos de la geografía andaluza.

– En el ámbito de la composición, ¿qué momento cree que pasa la música para paso de palio en la actualidad? ¿Piensa que se compone demasiada cantidad y que ello conlleva un deterioro de la calidad?

Creo que hay autores que, innovando, crean buenísimos resultados. Pero también es cierto que, últimamente, “está de moda” componer y esto no siempre significa que el nivel sea alto.

– ¿Con qué compositores clásicos y contemporáneos se queda?

Es difícil decantarse por alguno en especial, pero siempre mantengo que cada uno tiene que ser el mejor, el favorito si queremos llamarlo así, en el momento en el que se interpreta con el fin de llevar su obra a su máximo esplendor.

– Es llamativo que resulte complicado encontrar a una mujer dirigiendo a una banda de música. A buen seguro que cualquier mujer está plenamente capacitada para ello. ¿Por qué cree que el ámbito de la dirección está ocupado en su mayoría por hombres?

Es simplemente una cuestión histórica y antropológica. Desde tiempos primitivos ha sido el hombre el que ha ejercido el rol de “superioridad”. Esto ha ido cambiando en todos los ámbitos, pero a cada profesión le llega en un momento determinado. Estamos en un momento en el que se está luchando por la igualdad para que no resulte llamativo ni complicado ver, por ejemplo, a una mujer dirigiendo una banda u orquesta.

«Estamos en un momento en el que se está luchando por la igualdad para que no resulte llamativo ni complicado ver, por ejemplo, a una mujer dirigiendo una banda u orquesta»

– ¿Se ha encontrado usted con alguna traba a lo largo de su vida por ser mujer en lo que respecta a una banda?

No, nunca he encontrado ninguna traba. Quizás las haya encontrado más por edad que por género.

«Nunca he encontrado ninguna traba (por ser mujer)»

– ¿Se siente, en cierto modo, pionera en este ámbito de las bandas al ser una de las pocas mujeres que llevan las riendas de una formación musical de tanto prestigio?

Sí es cierto que es un hecho, pero personalmente no me siento pionera de ello. Es un orgullo para mí dirigir una formación musical como la Oliva de Salteras y saber que cada vez somos más las mujeres con presencia en este mundo.

«Es un orgullo para mí dirigir una formación musical como la Oliva de Salteras y saber que cada vez somos más las mujeres con presencia en este mundo»

– ¿Qué mensaje le daría a todas aquellas jóvenes que estudian música y que alguna vez deseen ponerse al frente de un grupo de músicos?

Mis mensajes no van para un colectivo concreto, sino que yo animo a todo el mundo a que luche por sus sueños sean cuales quieran. La clave está en no desistir, trabajar muy duro y creer en uno mismo. Todos somos capaces de todo. “Nada es imposible”.

– Hay una pregunta que siempre que tengo la oportunidad de entrevistar a algún músico de pura cepa se la formulo. ¿Qué piensa del trato que se le da a la asignatura de música desde las administraciones gubernamentales en los últimos tiempos?

La realidad parte de que se está descuidando la educación y la cultura, elementos que van de la mano. Si a esto le sumamos que, los responsables de todo ello, no son conscientes de los beneficios que ofrece la música para la salud y desarrollo de los niños, nos encontramos con la cruda actualidad, en la que incluso desaparece la asignatura de Música de las aulas. Por lo que debería darse un trato adecuado a esta asignatura.

– Es usted muy joven y con toda una brillante trayectoria por delante. ¿Qué sueños desea cumplir?

Ya es un sueño cumplido estar dirigiendo una banda como la Oliva, por lo que me gustaría seguir creciendo, mejorando y alcanzando metas disfrutando de mi profesión.

«Es un sueño cumplido estar dirigiendo una banda como la Oliva»

– ¿Qué proyecto tiene en mente para la Oliva de Salteras en un futuro a corto-medio plazo?

A corto-medio plazo lo que tenemos en mente es hacer una buena Semana Santa. A partir de ahí queremos participar en certámenes y concursos por la geografía andaluza con un repertorio sinfónico.

«Queremos participar en certámenes y concursos por la geografía andaluza con un repertorio sinfónico»

– ¿Dónde se ve, en relación a la música, dentro de diez años?

Siempre es complicado hacer un balance para el futuro, y más si tenemos en cuenta que hablamos de un periodo de diez años. La verdad, me veo ligada 100% al mundo de la música, progresando y alcanzando metas.

Muchas gracias por dedicarnos su tiempo.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies