Advertisements
Córdoba

La Virgen del Buen Fin estrenó una nueva saya, concebida por Antonio Villar, a partir de un sari hindú

Villar se estrenó exornando el paso de palio de la Reina del Campo de la Verdad

La Virgen del Buen Fin fue la protagonista del Viernes Santo. Un Viernes Santo del que las circunstancias nos privaron la presencia de alguna de las joyas más inigualables de la Semana Santa cordobesa pero que fue compensada con creces con la brillantez fulgurante de un paso de palio que se ha convertido en absolutamente imprescindible en la jornada en que se cierran las procesiones penitenciales bajo el cielo de Córdoba.

Este año se ha dado la maravillosa circunstancia de que el altar itinerante de la Reina del Campo de la Verdad ha sido exornado por el propio vestidor de la dolorosa, Antonio de Padua Villar Moreno, que se ha estrenado de este modo en estas lides, incorporando esta disciplina a su ya de por sí dilatado currículum. Para la ocasión, Villar ha dispuesto un conjunto conformado por amturium, calas, fresias, rosas, orquídeas, clavel, flor de cera, hoja de camelia y helechos.

Además, la Virgen ha estrenado una magnífica saya, en color beige tostado, confeccionada por el propio Villar, a partir de un sari hindú del siglo XIX, que está bordada en canutillo, lentejuelas y espejuelos venecianos. El sari es la típica vestimenta femenina india que nace en el siglo XVII, asimilando las túnicas que cubren a los sacerdotes, que expresa la espiritualidad de esta religión oriental, lo que añade a la pieza un importante elemento simbólico para mayor gloria de la Madre de Dios.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies