Córdoba

Así es el cómic para el cuarto centenario del Esparraguero

La presentación ha tenido lugar en la Fundación Miguel Castillejo.

No cabe duda de que en los últimos tiempos el pueblo cordobés se ha visto convertido en testigo de la longevidad de algunas de sus hermandades de mayor arraigo devocional en el panorama cofrade, lo cual se ha visto a menudo reflejado en una gran cantidad de actos y eventos así como en salidas extraordinarias que ya han quedado escritas en las hojas de nuestra historia.

Sin embargo, la Hermandad del Cristo de Gracia ha conseguido atraer la atención de todos nosotros con una nueva y original idea que ha suscitado gran sorpresa. Así, la corporación de Santa María de Gracia hizo saber hace meses que la celebración de los actos del 400 Aniversario de la llegada de su titular al convento incluirá una iniciativa dirigida especialmente a los más pequeños a los que se pretende acercar a la historia de la cofradía a través de algo tan visual y atractivo como puede llegar a ser un cómic cuya presentación ha tenido lugar este viernes en la Fundación Miguel Castillejo situada en la Plaza de las Doblas nº 1. Una «original idea en la que se narra de forma llamativa y didáctica» la historia del popular Esparraguero, «desde su llegada hasta nuestros días», tal y como ha explicado la propia hermandad cordobesa.

Dicha labor ha sido puesta en las manos del actor y dibujante salmantino Vicente Martín, quien recibiese su formación en la Facultad de Bellas Artes de su ciudad natal, donde logró reconocimientos como la mención de honor en los Premios San Marcos en la modalidad de audiovisuales. Sus ilustraciones, por su parte, serían por primera vez publicadas en el diario Tribuna de Salamanca, hasta llegar a colaborar de manera periódica con el suplemento denominado Reflejos.

Su experiencia se fue dilatando posteriormente con la realización de los títulos de crédito del primer cortometraje llevado a cabo por Rodrigo Cortés, con quien siguió manteniendo una relación laboral gracias a otros cortos de animación. Tras esos trabajos llegaría al fin un curioso personaje de su invención: “Manolín, el niño costalero” con el que conseguiría engatusar al público definitivamente a través de las emociones y vivencias reflejadas en el pequeño. El proyecto de la cofradía del Cristo de Gracia necesitaba, evidentemente, de un texto que nace de la destreza de María Inmaculada Herencia Lavirgen, licenciada en Filosofía y Letras en la especialidad de Historia y encargada de poner palabras a la trayectoria de la hermandad desde la aparición del Santísimo Cristo de Gracia, que desde un primer momento se haría con el fervor de un pueblo y sobre todo, de un barrio que tan presente lo ha tenido en su día a día.