Málaga

Así es el diseño del palio para la Trinidad de Vélez-Málaga

La Agrupación de Fieles y Devotos de Nuestro Padre Jesús Despojado de sus vestiduras, María Santísima de la Trinidad y San Juan Evangelista de Vélez-Málaga ha presentado un ilusionante proyecto.

En concreto, se trata del diseño de las bambalinas para el palio de la Virgen de la Trinidad, realizado por el artista veleño Ignacio Rangel de Arias, al cual la hermandad ha agradecido su buen hacer y disposición para llevar a cabo el proyecto.

Con una base de terciopelo en tono “rosa empolvado” se muestra un conjunto diseñado para realzar la Realeza de María. Siendo un joyero y un jardín para la Virgen María.

En él, aparecen símbolos de la realeza de María, como flores de lis salpicadas por todo el palio y decoradas con aguamarinas. Así como corbatas en la que encontramos pavos reales, en las colas de los pavos se rematan con borlas en azul pavo, cristales aguamarina y bellotas.

A modo de remate de las barras de palio, encontramos jarrones de orfebrería los cuales portan biznagas características malagueñas. La simbología, está muy presente en el diseño y buena muestra de ello son los elementos que encontramos en el palio, en las bambalinas laterales podemos contemplar a Nuestra Señora de los Remedios y a San Sebastián, respectivamente, siendo estos los patronos de la ciudad de Vélez-Málaga.

Al lado de la Virgen encontramos una mariposa monarca, representando la realeza y el patronazgo de María en Vélez-Málaga, mientras que, al lado de San Sebastián, aparece una libélula, como símbolo de fuente de salud. Rematando a los patrones de Vélez-Málaga, una corona en oro y otra en plata.

Como peculiaridad del palio, encontramos tragaluces en malla de oro, los cuales, a modo de ventanales , permitirán dejar pasar la luz e iluminar en las horas de la tarde, el rostro de la Dolorosa.

En el frontal y en la trasera, encontramos el escudo de la Asociación y el escudo de la ciudad de Vélez-Málaga.

Por último, el techo de palio estaría realizado en malla de oro, con estrellas ornamentadas con cristales recreando el firmamento. Un cielo en el que en su centro, como gloria de techo de palio, aparece una pintura de la Asunción de la Virgen María en cuerpo y alma a los cielos, de las cuales salen rayos a modo de sol, siendo uno de estos rayos a semejanza de los rayos solares de la cultura egipcia.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup