Advertisements
Granada

Así es el proyecto de paso de palio, de Javier Sánchez de los Reyes, para la Reina del Albayzín

Los hermanos de la Hermandad de María Santísima de la Aurora Coronada de Granada, reunidos en Asamblea Extraordinaria, han aprobado el proyecto de paso de palio que ha realizado Javier Sánchez de los Reyes para su dolorosa. Un proyecto que responde a una serie de razonamientos y factores que le dan lógica y sentido y parten de la base, según el propio Sánchez de los Reyes, de que los distintos elementos que componen el actual conjunto (respiraderos, varales, palio, candelabros, etc) no son, hablando en general, antiestéticos ni les falta en absoluto belleza, antes bien, resultan vistosos, con gracia de líneas y buen impacto visual, al menos montados en el Paso y en la calle, unos más y otros menos.

El principal problema del conjunto actual, en opinión del diseñador, son las proporciones, no es si tiene más riqueza, cantidad de bordado o barroquismo. Esas proporciones del Paso afectan a todos esos elementos como factor transversal, afeándolos como conjunto, cuando en realidad, tal y como hemos dicho, no lo son por separado. Este problema de las proporciones se debe a la angostura de la puerta, que hace que el Paso tenga tres condicionantes; se vea muy estrecho de frente y excesivamente largo de lateral o costero, y unido a estos dos, que sea muy corto de varales, con muy poca altura o esbeltez.

Es por ello que el nuevo proyecto perderá largura de costero, será más corto. reduciendo 45 ctms. el largo del costero actual. Aunque esos 45 ctms. suponen una importantísima mejoría para el resultado armónico de las proporciones, seguía siendo un Paso de palio un poco largo, estrecho, y sobre todo corto de varales. Por ello el proyecto aplica una serie de falseamientos y ajustes del diseño para tratar de mejorar y disimular este problema de las medidas y darle la mayor belleza y armonía posible utilizando trucos visuales. Se trataba y se trata de proporcionar al conjunto de una impronta visual de proporciones que, en realidad, no tiene.

El estilo artístico utilizado, sobre todo para la orfebrería, no podía ser muy abultado o de mucho movimiento. Necesitaba un estilo que me proporcionara una estructura muy marcada, con unas líneas muy claras para poder jugar con esos trucos visuales y acotar y disimular así distancias y medidas.

Las bambalinas mezclan el estilo barroco y el nazarí o mudéjar en la zona calada de malla, siguiendo la inspiración del presbiterio de la Iglesia de San Miguel, donde se combinan el barroco del retablo y el mudéjar del artesonado. Ese dibujo mudéjar en forma de líneas, en las que predominan las verticales (las que tienen más grosor) me permiten realizar ese truco visual; una determinada medida o anchura parece más corta si ese espacio se va cortando en tramos, que es el rasgo que presenta el dibujo de cada paño de la bambalina; cada zona calada o de malla tiene unos segmentos que cortan su superficie en sentido vertical que visualmente acortarán sobre todo las del costero.

Pero para intentar proporcionar más el frontal con el lateral del Paso en conjunto, que como ya hemos dicho, guardan una proporción armónica, el diseñador ha previsto un recurso que ya utilizaban los arquitectos griegos cuando proyectaban sus templos en la antigüedad; falsear medidas. Con ello, la medida de cada paño de bambalina (entre varal y varal) del costero lateral es diferente a los paños de los extremos de la bambalina frontal. Eso ha permitido poder ensanchar el paño central de dicha bambalina frontal, lo cual hace parecer un poco más ancho dicho frontal y con ello el Paso en conjunto.

Si comparamos el dibujo del frontal de la bambalina proyectada con el del palio actual, se aprecia perfectamente que el paño central del dibujo es más ancho que el actual. Eso se ha conseguido falseando las medidas de los paños de los extremos, haciéndolos levemente más estrechos que los iguales del costero. En cuanto al techo, cuenta con la novedad de incluir en el centro la evocación bordada del artesonado (simplificado) de San Miguel Bajo, figurando en el centro la primitiva Virgen de gloria de la Aurora.

Como hemos comentado, se ha buscado un estilo artístico plenamente granadino y vinculado con la Hermandad que permitiera marcar claramente espacios y “jugar” artísticamente con las proporciones. Este estilo ha sido encontrado por Sánchez de los Reyes en la misma iglesia de San Miguel Bajo, en concreto en la portada de la Iglesia que da a la Plaza, y se corresponde con el estilo renacimiento de época de Carlos V, del que Granada está llena de elementos y monumentos, entre ellos los túmulos funerarios de los Reyes Católicos. Se ha recurrido a estos elementos para tener más repertorio y posibilidades dentro del mismo estilo.

Los varales han sido concebidos en forma de balaustre renacentista, tiene en su mediación un flamero o antorcha con llamas de las que sigue surgiendo los tramos de varal. El punto clave para perfeccionar las proporciones ha sido el basamento, recurriendo a un basamento bajo, combinado con otros cuerpos que lo acompañan y le dan armonía. Se ha utilizado esta morfología porque el principal problema que tienen los varales es su poca altura, y los varales actuales presentan mucho basamento y además elevado sobre otros dos cuerpos, con lo cual se achata la silueta general del varal. A un varal muy corto le corresponde un basamento también corto en desarrollo para que el conjunto del Paso tenga esbeltez y armonía.

Los respiraderos, de estilo renacentista, llevan un fondo de lacería mudéjar dorada, sobre la que superpone el dibujo renacentista en el que figuran dos “grifos” o dragones con sus alas semiextendidas a cada lado de un medallón o tondo con los misterios del Rosario, germen de las Cofradías con la advocación de la Aurora. Con la poca medida de varal de la que se dispone, se ha descartado cualquier subida o crestería del mismo, con objeto de despejar y estilizar lo más posible el espacio del trayecto del varal, el espacio entre la parihuela y el techo de palio.

En el moldurón superior, se prevé la inclusión de placas de cerámica de Fajalauza, de tal manera que el conjunto “hable” visualmente de la raíz granadina y albayzinera de la Cofradía. Estas placas de cerámica tendrían pintados los adornos típicos de esta cerámica, sobre todo las granadas. También se incluye el detalle de dicha cerámica en las maniguetas, que serían prismáticas, es decir, con 4 caras o lados planos.

El estilo renacentista permite la división del costero con pilastras a eje con los varales, logrando así “alargarlos” visualmente hacia abajo, es decir alargar su línea vertical, y no incluyendo pilastras en el frontal que acortarían visualmente el mismo, habida cuenta de que el frontal conviene “ensancharlo” visualmente y el lateral o costero “acortarlo”. Por eso en los laterales sí que compartimentan su medida y la acortan, permitiendo que su aspecto sea aparentemente más corto. 

Las jarras siguen un diseño tradicional, pero tienen dos principales rasgos; uno es la inclusión asimismo de placas de cerámica de fajalauza haciendo juego con los respiraderos, y el otro es su escasa altura, precisamente para equilibrar el Paso y la visión de la Virgen, evitando que los “bouquets de flores” lleguen o superen la línea del codo de la Virgen como ocurre actualmente en algunas ocasiones. Tanto las jarras como los “bouquets” que se pusieran son más bajos, permitiendo por una parte una mejor visión de la Virgen, y por otra hacer el conjunto más esbelto, sobre todos los varales, al llegarles a una altura baja y no casi a la mitad de los mismos como actualmente.

Los candelabros de cola han sido pensados también formando un eje o balaustre que permita también compartimentar el espacio y hacer visualmente más corto el costero o lateral del Paso, y también con poco desarrollo en altura para conseguir el mismo efecto ya citado con las jarras, es decir, no agobiar al tiro de los varales y lograr mayor esbeltez visual de los mismos y de todo el conjunto procesional, en contraste con los actuales, de mucha vistosidad pero excesivamente altos para las proporciones del Paso. Tendrían doce luces, e incluyen dos representaciones de los dos santos vinculados a la Hermandad; San José (el de la Parroquia, de Mora), y el San Miguel, que se representaría según el que se encuentra en la Iglesia.

Respecto a la peana, al ser bastante baja, se ha decidido no darle demasiado desarrollo y estrecharla bastante por abajo, lo que le da una esbeltez y una ingravidez que en realidad no tiene por su escasa altura. Tiene figuras de ángeles alados, teniendo previsto en su cartela central en anagrama de María pero esta vez con el rosario terciado, volviendo al concepto del rezo del rosario como germen de la advocación y devoción a la Virgen con el nombre de Auroral. También llevaría placas de cerámica de Fajalauza.

La candelería, que ha sido concebida siguiendo el estilo renacentista aplicado al resto de elementos del Paso, tienen dos rasgos fundamentales: el pie no demasiado ancho para que puedan caber más candeleros en el Paso y menos medida de altura que los actuales; no tiene sentido que los candeleros grandes lleguen casi a la altura de media saya de la Virgen. Si la peana y la altura de varales son muy bajos, lo lógico y lo que va a aportar belleza y armonía al Paso en conjunto es que los candeleros vayan acordes con esas alturas y esas proporciones.

Con todo ello, Sánchez de los Reyes ha plasmado un conjunto lo más granadino y personal posible, pero también buscando una elegancia de líneas y sobre todo, hemos trabajado intensamente en torno a las proporciones para que el Paso en la calle dé un efecto visual y una impronta que corrija la limitación de las medidas, que es ciertamente severa. Todo para que tenga una armonía, una presencia y una belleza de conjunto, para que la Virgen luzca sobre todo ello, sin grandes ostentaciones ni elementos demasiado llamativos; todo es medido, elegante, con cierta discreción, para que sea la Titular la que se “coma” el Paso y no cualquier elemento más barroco de la cuenta. Un proyecto que, en opinión de Sánchez de los Reyes, «cuando esté realizado mejorará enormemente la presencia procesional de la Virgen en la calle, quedará bellísimo, originalísimo y personal, exclusivo de esta Dolorosa y Hermandad, y para ello, como decimos, hemos trabajado y estudiado concienzudamente todo el encargo».

Advertisements
Anuncios

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies